Vodafone revisa de nuevo sus ventas a la baja

  • La operadora eleva su beneficio un 17%, pero recorta previsiones por segunda vez en cuatro meses

El grupo británico de telefonía móvil Vodafone está notando en sus cuentas el impacto de la crisis internacional y la moderación del consumo. La compañía registró unos ingresos de 3.985 millones de libras (4.941 millones de euros) en el semestre fiscal -desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre-, un 17,3% más que en el mismo periodo del año anterior, pero sus beneficios operativos descendieron un 35%, hasta los 4.071 millones de libras (4.985 millones en euros). Además, el grupo informó ayer de que recortará sus previsiones de ventas por segunda vez en cuatro meses y que reducirá costes para contrarrestar la ralentización en algunos de sus mercados.

En España, Vodafone elevó su facturación un 1,4%, hasta los 3.639 millones en el semestre fiscal, logró 176.000 nuevos clientes y un alza de los ingresos por servicios del 1,5%. A pesar de ello, el resultado bruto de explotación (Ebitda) bajó un 10%, hasta los 1.255 millones, por el impacto de la integración de Tele2 y la financiación del Servicio Universal. De cara al futuro, el operador admitió que mejorar los ingresos en España sigue siendo difícil por la fuerte competencia y el efecto de la crisis en el consumo.

Por otra parte, la compañía también anunció su segunda rebaja de previsiones anuales de ventas en los últimos cuatro meses. En julio, el recorte de objetivos, en parte causado por el negocio de la compañía en España, ya provocó un descalabro en la cotización del 15%. En esta ocasión, el ajuste, además de pillar menos de sorpresa, ha venido acompañado de anuncios más tranquilizadores. Los efectos de la crisis han llevado a Vodafone a fijar su objetivo de ventas para el ejercicio fiscal que concluirá en marzo, entre los 38.800 y los 39.700 millones de libras, frente al rango anterior de entre 39.900 y 40.700 millones.

Los menores ingresos no evitarán que la empresa cierre el ejercicio con un beneficio recurrente próximo a los 11.000 millones de libras, gracias en especial a un nuevo programa de recorte de gastos, que permitirá un ahorro de 1.000 millones de libras anuales, hasta 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios