Zapatero defenderá en Berlín reformas urgentes que den confianza a los mercados

  • El jefe del Ejecutivo participa este domingo en la reunión europea preparatoria de la cumbre del G-20, donde defenderá la necesidad de pasar de los compromisos de Washington a iniciativas concretas y urgentes

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, participará mañana en Berlín en la reunión europea preparatoria de la cumbre del G-20, donde defenderá la necesidad de pasar de los compromisos de Washington a iniciativas concretas y urgentes que generen confianza en los mercados financieros. 

La canciller alemana, Angela Merkel, ha convocado a los líderes de los países europeos del G-20 -el francés Nicolas Sarkozy, el británico Gordon Brown y el italiano Silvio Berlusconi- y a España y Holanda, que, a pesar de no pertenecer al grupo, se aseguraron un puesto en la última cumbre de Washington. 

También asistirán a la reunión el presidente de turno de la UE, el primer ministro checo, Mirek Topolanek, y José Manuel Durao Barroso en representación de la Comisión Europea. 

El objetivo de Merkel es acudir a la próxima cita del G-20 en Londres, el 2 de abril, con una posición europea consensuada. 

Zapatero, que viajará a Berlín acompañado del ministro de Economía, Pedro Solbes, abogará por emprender cuanto antes la reforma del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial para dotar a estos organismos de una composición más equilibrada, según han apuntado a Efe fuentes del Ejecutivo. 

En esa misma línea defenderá la necesidad de dotar a los mercados financieros de reglas de supervisión y control que garanticen la transparencia y generen confianza. 

El impacto de las turbulencias financieras en la economía real y la recesión global exigen además, a juicio del Gobierno, mantener los estímulos a la demanda y los compromisos de gasto público, pero sin caer en la tentación del proteccionismo. 

Zapatero, como ha venido haciendo en sus últimas intervenciones públicas, mostrará su rechazo a las iniciativas políticas que buscan hacer frente a la crisis protegiendo los mercados nacionales. 

Otra de las banderas del jefe del Ejecutivo de cara a la cumbre de Londres es el control de los paraísos fiscales, uno de los objetivos que también se ha marcado el anfitrión, Gordon Brown. 

Para el jefe del Ejecutivo, la credibilidad de las nuevas reglas del sistema financiero internacional pasa por la "supresión" a corto plazo de esos paraísos. 

Mañana, en Berlín, la jornada comenzará con la llegada de los líderes europeos y de sus ministros de Economía y Finanzas a la Cancillería Federal, donde serán recibidos por Merkel antes de iniciar la sesión de trabajo. 

Después, todos posarán para una foto de familia y se dividirán para el almuerzo, los jefes de Estado y de Gobierno por un lado y los ministros por otro. 

Está previsto que los primeros aborden durante la comida una "carta para una economía sostenible", la necesidad de combatir el proteccionismo y el respaldo europeo a las negociaciones de la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial. 

Los ministros, por su parte, se centrarán en la reforma de las reglas de supervisión del sistema financiero y en cómo coordinar a los diversos actores. 

Zapatero quiere que el G-20 protagonice en Londres una "cumbre de decisiones" y por ello el Gobierno destaca la importancia de la reunión de mañana, que permitirá a los países europeos acudir a la cita con una sola voz. 

La invitación para la cumbre del 2 de abril llegó a la Moncloa hace ya una semana. 

La víspera de la reunión, la Reina Isabel II de Inglaterra recibirá a los jefes de Estado y de Gobierno en el Palacio de Buckingham -la primera ocasión en la que Zapatero coincidirá con el presidente estadounidense, Barack Obama-, y después los líderes del G-20 cenarán en la residencia del primer ministro británico. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios