Las autopistas R-3 y R-5 piden el preconcurso con una deuda de 666 millones

  • Las radiales de Madrid son dos de las vías de peaje con mayor caída de tráfico

Accesos de Madrid, sociedad concesionaria de las autopistas radiales R-3 y R-5, solicitó ayer ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid el preconcurso de acreedores con una deuda de 666 millones de euros, informaron a Europa Press en fuentes oficiales de la concesionaria.

Esta sociedad se encarga de la explotación de la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero, ambas en explotación desde junio de 2004, dos de las vías que más han acusado la caída de usuarios que registran todas las vías de pago desde el inicio de la crisis.

Ahora la empresa contará con un plazo máximo de cuatro meses para negociar este pasivo con sus más de treinta bancos acreedores, con el fin de llegar a un acuerdo de pago y sortear el concurso.

La concesionaria de la R-3 y la R-5 se ha visto abocada a acogerse a la figura del preconcurso ante la incapacidad de atender al vencimiento de la deuda bancaria, fijado para el próximo 15 de septiembre. Accesos de Madrid es la segunda de entre la decena de firmas de autopistas que actualmente están en riesgo de quiebra por la caída de los tráficos y los sobrecostes de las expropiaciones en los tribunales. La primera fue la AP-41 Madrid-Toledo, que solicitó directamente el concurso de acreedores.

Accesos de Madrid está participada por Abertis, con un 35%, Sacyr, con un 25%, ACS con un 20% y una sociedad de participaciones de la antigua Caja Madrid, con otro 20%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios