La británica Rolls-Royce se queda con la española ITP tras comprar el 53% de Sener

El grupo británico Rolls-Royce se ha hecho con el 100% de la vasca Industria de Turbo Propulsores (ITP) tras comprar al también grupo vasco Sener su participación del 53,1% por 720 millones de euros.

ITP diseña y fabrica componentes de motores aeronáuticos. Su sede seguirá en Zamudio (Vizcaya) y, según fuentes cercanas a la operación, se mantenga la actual plantilla de 3.113 personas. De éstas, 2.258 trabajan en España y el resto en México, Reino Unido, EEUU, India y Malta. ITP participa en el consorcio -acompañada de Rolls Royce, la francesa Snecma y la alemana MTU- que fabrica los motores del A400M, el avión militar de Airbus que se ensambla en Sevilla.

Rolls-Royce subrayó ayer que la adquisición de esa participación reforzará su posición en los programas de crecimiento de grandes motores de su división civil, entre los que se incluyen los motores Trent 100 y XWB. Y destacó que la operación amplía sus capacidades de fabricación y de servicios y agrega valor al sector de Defensa, especialmente en los programas TP400 y EJ200. "ITP ha sido durante muchos años para Rolls-Royce un socio de confianza. Esta inversión reforzará nuestras capacidades aeroespaciales con excelentes instalaciones productivas, servicios y productos, generando nuevas oportunidades de crecimiento rentable", dijo el consejero delegado de Rolls-Royce, Warren East.

Su homólogo en ITP, Ignacio Mataix, se mostró "encantado" de que la compañía vasca se integre en Rolls-Royce. "Esta adquisición creará nuevas oportunidades de crecimiento, manteniendo nuestra actual cartera de productos y reforzando nuestra posición global", aseguró. Por su parte, el presidente de Sener, Jorge Sendagorta, recordó que su grupo fue promotor y fundador de ITP en 1989 y que se siente "muy orgulloso" de los logros de estos 27 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios