La cadena Urende se acoge al preconcurso de acreedores

  • La compañía negociará un convenio para refinanciar y reestructurar su deuda

La cadena de electrodomésticos Urende, perteneciente al grupo cordobés Sánchez Ramade, se ha acogido al procedimiento de negociación de deuda de la Ley Concursal, conocido como preconcurso de acreedores. La medida afectaría a nivel nacional a 800 trabajadores de 23 tiendas.

Según indicaron a Europa Press fuentes de la empresa, con este trámite se inicia el proceso de refinanciación de su deuda. Ya se ha oficializado ante un juzgado de Córdoba el inicio de las negociaciones para alcanzar un convenio anticipado. A partir de ese momento, se abre un periodo de tres meses ampliable a cuatro para llegar a un acuerdo con los acreedores. Si hubiera acuerdo no habría concurso y si no hubiera acuerdo, "o bien la empresa presenta concurso voluntario de acreedores, o bien los acreedores presentan concurso necesario de acreedores". Con esta medida, la empresa quiere "avanzar en la búsqueda de soluciones para dar continuidad y garantizar la actividad de la empresa".

Fuentes de CCOO señalaron que esta situación, que supone la "antesala" al concurso de acreedores, "está causando ya problemas de abastecimiento de productos". Además, recordaron que un posible concurso "afectaría especialmente a Andalucía, donde hay 14 tiendas y 535 trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios