"La crisis viene para quedarse y tenemos que quitárnosla de la boca"

  • Reivindica a las entidades de economía social como diques frente a la situación actual · Dice que por cada quince empleos que se destruyen estas empresas crean dos

La Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (Cepes-A) agrupa a 16 organizaciones que engloban desde autónomos a cooperativas agrarias pasando por centros de enseñanza o de inserción. Ayer celebró su asamblea ordinaria bajo el título Economía social, una economía democrática y sostenible. En ella se incidió en que este modelo -en el que se fomenta el cooperativismo por encima del beneficio individual- soporta mejor la crisis. Según su presidente, Antonio Romero Moreno, por cada quince empleos que se destruyen en España la economía social crea dos.

-¿Cómo fue 2010 para las empresas de economía social?

-No podemos olvidar el entorno adverso: la crisis viene para quedarse y tenemos que acostumbrarnos. Dentro de la gravedad de la situación, en 2010 comenzamos destruyendo empleo y se ha terminado creando. En 2011, hasta junio, ya hemos generado 15.000 puestos de trabajo.

-¿Por qué el comportamiento en términos de empleo es mejor en esta fórmula empresarial?

-Porque los dueños son socios y trabajadores. En una situación de adversidad se rebajan las remuneraciones, eliminan las pagas extras. En las crisis patrimonializa las pérdidas y en etapas de bonanza reparte los resultados.

-Ha dicho antes que la crisis viene para quedarse...

-Las condiciones en las que estamos van a durar mucho tiempo. Contra eso sólo podemos esforzarnos todas las mañanas y buscar nuevas oportunidades de negocio. Cuanto más pronto nos quitemos la palabra crisis de la boca, mejor. El éxito fácil, lo de ganar dinero rápido se ha acabado, y nos tenemos que acostumbrar. Ahora no hay crisis de emprendimiento, pero sí restricción de crédito y debemos mejorarlo. Eso está estrangulando la economía de nuestra comunidad.

-¿No puede generar frustración que se fomente el emprendimiento cuando no hay crédito?

-Hay que hacerlo con las posibilidades que hay, facilitando los pocos instrumentos financieros que habilita la Administración.

-¿Pocos?

-Poquísimos.

-Dentro de la economía social, ¿qué sectores tienen más potencial de cara al futuro?

-Tenemos que hacer un esfuerzo en el agrolimentario, que tiene un potencial extraordinario, y el turismo, que todavía se puede desarrollar magníficamente. Con esos dos sectores tenemos que obsesionarnos.

-¿Le parece buena idea que los trabajadores de empresas que cierran monten sociedades laborales para gestionarlas?

-En principio no me gusta. Si hay voluntad de hacerlo, me parece bien; si se hace como tabla de salvación, eso está llamado al fracaso. Hace falta espíritu emprendedor, sacrificio, esfuerzo, austeridad, y cambiar los esquemas.

-Si el beneficio no es el objetivo primordial, ¿qué es lo que puede atraer al emprendedor?

-Lo importante es creer en el proyecto. De las empresas convencionales nos diferencia el asociacionismo y ahí la amistad tiene un papel muy importante. Es un modelo que vende muy bien en las nuevas generaciones, en jóvenes universitarios y grados medios. Además, resulta bastante obvio que es más complicado que el riesgo lo tome un solo individuo y que es más oportuno que éste sea colectivo.

-En Andalucía la economía social representa ya el 15% del PIB. ¿Realmente piensa que en un futuro se puede llegar a crecer como antes si el modelo se generaliza?

-Se puede. Se crece usando todos los recursos humanos y materiales. Se especulará menos, y eso perjudicará solamente a unos pocos. Con la economía social se puede crecer exactamente igual que antes.

-¿Cómo son las relaciones con la Administración?

-Buenas. En Andalucía somos pioneros en este modelo dentro del Estado español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios