Cinco empresas de Grupo Uribe entran en concurso de acreedores

  • La insolvencia de la compañía almeriense impacta en sus 300 empleados y 784 acreedores

La compañía Distribuidora Uribe y la mercantil Supermercados Super Olé, junto con otras tres empresas más del Grupo Uribe, han entrado en concurso voluntario de acreedores después de dar cuenta al Juzgado de lo Mercantil de Almería del estado de "insolvencia" en la que se encuentran, lo que afecta a más de 300 trabajadores e implica a 784 acreedores. Las firmas han solicitado la tramitación acumulada del concurso.

Los socios del grupo de empresas familiares atribuyen dicha situación "a la fuerte crisis del sector" a la que tienen que añadir la de su cadena de supermercados en particular, ya que "no puede llegar a los márgenes comerciales, incluso por debajo de coste, de las grandes superficies de la competencia en el sector de la alimentación".

El grupo declara que registró pérdidas en el ejercicio 2011, por lo que ha tenido que presentar varios expedientes de regulación de empleo (ERE) en sus empresas.

Junto al concurso voluntario, también se ha presentado un plan de viabilidad que contempla el cierre de algunos centros de almacenaje, la contratación externa de la distribución, y el cierre y la enajenación de algunos supermercados que gestionan en régimen de alquiler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios