Las estaciones de esquí ofrecen turismo de montaña y aventura para el verano

  • Un total de 27 instalaciones de deportes de invierno, alrededor del 80% del conjunto del país, abrirán sus puertas hasta septiembre para mostrarse como una alternativa a los destinos de sol y playa

Toda idea es bienvenida para amortizar las instalaciones turísticas disponibles, incluso abrir en verano las infraestructuras propias de deportes de invierno.

Tras la clausura de la temporada alta de las estaciones de esquí, sus instalaciones continuarán abiertas estas vacaciones para sustituir durante unos meses los tradicionales deportes de nieve, por una completa oferta de ocio con propuestas vinculadas a la naturaleza y el deporte de aventura, las rutas culturales y la restauración.

Un total de 27 estaciones de esquí españolas, lo que representa cerca del 80% del país, abrirán sus puertas a partir de los próximos días y hasta el mes de septiembre, con una amplia propuesta que tendrá un doble perfil: programas y actividades para toda la familia y en especial dirigidos el público infantil y a los aficionados a los deportes al aire libre.

Así lo confirmó ayer la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), que ha encontrado una buena fórmula para rentabilizar sus infraestructuras y luchar así contra la estacionalidad del sector que, en el caso concreto del turismo de montaña, concentra gran parte de su actividad en invierno.

Cada una de las estaciones proyecta diferentes actividades que apuestan por un turismo verde y con las que se pretende fomentar la práctica del deporte en contacto con la naturaleza.

Es un poco de competencia sana al tradicional turismo de sol y playa para otro tipo de público que desee disfrutar del paisajes y las rutas singulares de las estaciones. Desde Atudem explicaron que la perspectiva en otra época del año puede sorprender a los propios aficionados al esquí, ya que las montañas españolas cuentan con el trinomio tierra, agua y aire, que además están bien conservados y aprovechados para contribuir al conocimiento de los amantes de la sierra.

Por agua, las estaciones están preparadas para la práctica de deportes náuticos como el wind-surf, alquiler de embarcaciones e hidropedales, remo, piragüismo o vela, ideadas además aprovechando los embalses y pantanos existentes o las aguas bravas para practicar rafting, hidrospeed, canoa y otras modalidades de río.

Por tierra, hay programadas excursiones a pie, en bicicleta, a caballo, en quads, por vías de descenso y otro tipo de actividades más específicas como montañismo, tiro con arco, espeleología, hípica y golf, que contribuirán al atractivo de la montaña como alternativa a las playas.

Por aire, los vuelos en ultraligero, en globo, los vuelos panorámicos, los planeadores, el parapente y ala delta, ofrecen una estampa distinta de las montañas.

Los niños centran parte de la programación de las estaciones, que ofrecerán aulas de naturaleza y talleres educativos que abarcan temáticas desde medio ambiente o conocimiento de la fauna y flora autóctonas hasta manualidades o idiomas.

Más enfocado a los adultos, Atudem destaca la amplia oferta gastronómica, así como actividades culturales como visitas guiadas a patrimonios históricos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios