La familia Osborne recupera el 100% de la compañía tras la salida de Fosun

  • La firma del toro anuncia la recompra del 20% de las acciones al grupo chino tras constatar la dificultad de crecer en este mercado a través de compras. La alianza comercial sí se mantiene

La familia Osborne recupera el 100% de la compañía. La firma del toro anunció ayer en un comunicado la recompra a Fosun de la participación accionarial del 20% que el grupo chino adquirió a través de una ampliación de capital en junio de 2014. La entrada de Fosun en el accionariado de Osborne se produjo tras la firma de un acuerdo estratégico de colaboración con un doble objetivo: de un lado, "el desarrollo comercial de las marcas de Osborne en el mercado chino" y, de otro, "el acceso a operaciones de crecimiento inorgánico (compras) de gran envergadura".

Mientras que el primero de los objetivos se ha cumplido con creces, motivo por el que Fosun y Osborne anuncian que impulsarán su alianza estratégica en el mercado chino, la vía de la expansión internacional a través fundamentalmente de nuevas adquisiciones se ha visto frenada por los precios desorbitados de las operaciones de acceso a nuevos productos y nuevos mercados a través de fusiones, acuerdos de distribución, joint ventures... para lo que el grupo agroalimentario-bodeguero contaba con la aportación monetaria del socio inversor chino.

"Tras valorar la situación del mercado y los elevados precios a los que se están realizando dichas operaciones -las de crecimiento inorgánico o por adquisiciones-, ambas compañías han decidido desestimar temporalmente el crecimiento por esta vía y, por tanto, deshacer la inversión de Fosun en el capital de Osborne", señala la firma del toro en su nota informativa, en la que añade que, como consecuencia, Osborne "procederá a comprar en las próximas semanas las acciones de la compañía que posee el grupo inversor chino".

Fuentes de la compañía indicaron que la modificación del acuerdo responde al vencimiento del plazo que se dieron ambos grupos para invertir en adquisiciones en el extranjero, motivo por el que, ante la falta de oportunidades por la situación del mercado, ahora se emprende de mutuo acuerdo el camino inverso para desinvertir el capital que no ha llegado a utilizarse.

Más allá de la desinversión a través de la recompra de las acciones por parte de la familia, "Osborne y Fosun refuerzan su alianza estratégica para el desarrollo del mercado chino que tan buenos frutos ha dado en los dos últimos años", indica la firma del toro, cuyo consejero delegado, Ignacio Osborne, subrayó recientemente en un desayuno informativo organizado por el Banco Santander y Grupo Joly el éxito de su implantación en China de la mano de Fosun, que aseguró haberse hecho "en tiempo récord".

El comunicado de la firma bodeguera incide en este logro al señalar que "los dos años de presencia de Fosun en el capital de Osborne han permitido la aceleración del negocio en China, así como la constitución de una filial y un equipo para atender al mercado localmente, lo que se ha traducido en un considerable incremento de las ventas en dicho mercado, hasta el punto de que actualmente China es el primer mercado internacional para la marca Cinco Jotas".

Con esta decisión, sin necesidad de recurrir a recursos financieros externos, Osborne "refuerza su estrategia de crecimiento acelerado, impulsando sus marcas propias nacional e internacionalmente, adquiriendo marcas emergentes, distribuyendo marcas premium de terceros en España y reforzando las filiales internacionales en China y Brasil", concluye la nota.

Antes de la entrada de Fosun, Osborne cerró el ejercicio de 2013 con un ratio deuda/ebitdade 2,8 tras un incremento del 5% en las ventas y del 8% en el resultado bruto de explotación (Ebitda), resultados que mejoró en 2014, no así en 2015, que la compañía del toro cerró con un 1,6% de facturación y una descenso del Ebitda del 11%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios