Las cajas ganan un 29% menos hasta junio, pero no prevén pérdidas anuales

  • El sector destina 5.000 millones a provisiones y eleva su morosidad al 5,29% · La patronal CECA asegura que la tasa bancaria no resuelve los problemas de capital y Botín, que obstaculiza la recuperación

Comentarios 1

Malo, pero podría ser peor. Las cajas de ahorros que operan en España, sumidas en un profundo proceso de reestructuración, vieron caer su beneficio neto semestral un 29%, hasta los 2.538,3 millones de euros, debido a una dotación de 5.000 millones para provisiones. Aún así, las previsiones apuntan a que ninguna de ellas cerrará el año con pérdidas.

Así lo informó ayer el director general de la patronal CECA, José Antonio Olavarrieta, que aseguró que todas las entidades habían obtenido beneficios a cierre de junio, situación que se repetirá a cierre de septiembre y a cierre de diciembre. En este contexto, cabe aclarar que los resultados correspondientes al primer semestre de 2010 no incluyen a Caja Castilla La Mancha (CCM) ni a Cajasur, ambas adscritas al Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas.

La morosidad de las cajas se encontraba a fines de junio en el 5,29%, ligeramente por encima del nivel que tenía un año antes, lo que muestra la desaceleración de los impagos, explicó Olavarrieta, que añadió que la cobertura para insolvencias se encuentra en el 59,3%, el nivel más alto en 18 meses.

Pese al deterioro de la economía, el balance medio agregado del sector creció el 2% entre enero y junio y se situó en 1.293,6 millones, en contraposición a la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) español. Sin embargo, esta mala situación económica sí se dejó notar en la captación de depósitos, que cayó un 2,7%, y en la concesión de créditos, que retrocedió un 1,2%.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses refleja una fuerte caída del 25% entre los intereses obtenidos y los pagados, consecuencia de la comparación con el mismo período de 2009, cuando los tipos de interés estaban empezando a ajustarse.

Al añadir los dividendos procedentes de las empresas en las que las cajas tienen participación, pero que no consolidan en sus cuentas, se observa un incremento del 3,8%. El margen de intermediación, sin embargo, se sitúa en 8.892 millones, el 22,7% menos.

Tras sumar la aportación de las comisiones netas, que cae el 0,6%, y la aportación al beneficio de las participadas, entre otros conceptos, el margen ordinario se situó en 14.119 millones, el 14,5% menos.

Los gastos de personal no reflejan aún "las eficiencias que son resultado de la reestructuración del sector", aunque los generales sí caen, el 2,5%, también por efecto del cierre de oficinas, que fue de 783 en 2009 y de 306 en lo que llevamos de ejercicio, según Olavarrieta.

Asimismo, las dotaciones a provisiones crecieron el 38% entre enero y junio, en tanto que las pérdidas por deterioro de activos se redujeron el 21,6%, apartado éste que incluye las provisiones destinadas a cubrir los impagos crediticios. En conjunto, las provisiones totales realizadas entre enero y junio por las 41 cajas de ahorros contabilizadas sumaron casi 5.000 millones.

Respecto a la imposición de un impuesto al sector financiero, el presidente de la CECA, Isidro Fainé, señaló que la medida no corrige ni resuelve los problemas de capitalización ni sus causas. Una opinión que coincide con la del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que fue más allá al asegurar que los impuestos a la banca "no son la medida adecuada" para evitar que el contribuyente tenga que asumir los costes de una crisis, ya que "no resuelven ninguna de la causas que la originaron, ni ayuda a prevenirlas", y pueden convertirse en un "obstáculo" para la recuperación económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios