Los interproveedores de Mercadona invierten 593 millones en Andalucía

  • Las fabricantes de las marcas propias de la cadena de supermercados tienen más de 30 instalaciones en la región y han creado más de 4.000 empleos gracias a su relación con la firma

Comentarios 2

Los interproveedores de Mercadona con sede social o fábricas en Andalucía han invertido 593,4 millones de euros desde que la cadena de supermercados implantó un modelo de relación con sus proveedores basado en la confianza y la relación a largo plazo. En once años, los 23 interproovedores andaluces han creado casi 6.000 empleos, el 70% de ellos, más de 4.000, gracias a su relación con Mercadona. El año pasado, en un contexto de crisis, la inversión fue de 56 millones y los puestos de trabajo generados 342. A nivel nacional, los 106 interproovedores invirtieron en 2008 quinientos millones y crearon más de mil empleos.

De los 23 interproveedores con instalaciones en Andalucía, diez tienen sede social en la región. No sólo fabrican las marcas Hacendado, Deliplus, Bosque Verde y Compy sino que también son suministradores de productos perecederos, vinos y licores. Son más de 30 las instalaciones, fábricas y terrenos que desde el Sur surten de productos a la cadena, en todas las provincias excepto en Jaén. Basten dos ejemplos del impacto que ha supuesto para las empresas andaluzas operar con Mercadona. Postres Reina ha reducido en un 50% la contratación a través de empresas de trabajo temporal y ha convertido a buena parte de sus trabajadores temporales en fijos. Por su parte, la cooperativa cordobesa Covap acaba de invertir 200.000 euros en su nueva planta de mantequilla y ha pasado de una cuota de leche de 123.000 litros a 185.000, además de dejar de vender a granel e industrializar la totalidad de los litros producidos.

La política de Mercadona es la de generar un vínculo estable con sus interproveedores mediante un contrato indefinido de buenas prácticas. La cadena garantiza ahorro en la distribución y un volumen de ventas estable y a cambio el fabricante se compromete a elaborar un producto de calidad a buen precio. La empresa o Mercadona pueden abandonar la relación en cualquier momento, siempre que exista un periodo transitorio de desenganche de entre uno y tres años.

En Mercadona se huye del concepto usual de marca blanca. La distribuidora afirma que sus interproveedores han invertido 2.500 millones de euros en toda España en cuatro años, han creado 6.000 empleos y han abierto cien fábricas. También innovan, dice Mercadona, y se pone como ejemplo el detergente concentrado Bosque Verde fabricado por la sevillana Persan. Y se enarbola la transparencia: en los productos recomendados aparece siempre especificado el nombre del fabricante.

Éstos ven en la relación con Mercadona un refugio ante la crisis. En general, han incrementado sus ventas en estos primeros meses de 2009, pero también reducen márgenes y por tanto, beneficios. Lo dicen en la firma vinícola jerezana José Estévez: "Vamos a un ciclo bajista en el consumo y en este contexto el modelo Mercadona, basado en evitar que el consumidor pague las ineficiencias de los fabricantes y distribuidores, está en la correcta dirección y gozará del reconocimiento del cliente".

La firma valenciana ofrece, por tanto, seguridad. "Gozamos de estabilidad en las ventas a un precio razonable, y tenemos una certeza en el pago de las facturas a un plazo bueno", se afirma desde la empresa frutera onubense SAT Las Palmeritas. A cambio de esa seguridad, Mercadona prima la calidad, a la que se le da prioridad sobre el precio. "Todo va dirigido a satisfacer la demanda del cliente mediante encuestas y degustaciones, lo que nos permite saber qué producto quiere y en qué formato", afirman en Dimarosa, empresa marisquera de Huelva.

¿Riesgos del modelo? En la productora de frutas y verduras Agrícola de Villena se asegura que precisamente por ser líder del sector son el enemigo a batir. José Estévez dice que son predecibles para los competidores. Y la conservera malagueña Ubago sentencia: "A los que piensan que tenemos todos los huevos en la misma canasta les decimos que hay que cuidar bien la canasta, que no es Mercadona, sino los consumidores. Si piensan que corremos riesgos respondemos que los corremos los dos: nosotros y Mercadona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios