La mayoría de los españoles dudan de la viabilidad del actual modelo de pensiones

  • Sólo el 38% confía en el sistema, según el Observatorio Caser · El 57% piensa que la Seguridad Social seguirá, pero con pagas más bajas · La crisis hace que cada vez sean menos los que ahorran para la jubilación

Comentarios 9

Sólo el 38% de los españoles creen en la viabilidad del sistema de pensiones, mientras que el resto se muestra pesimista, hasta el extremo de que un 6,6% cree que las probabilidades de que la Seguridad Social quiebre son altas.

Así se refleja en el Observatorio Caser correspondiente a 2012, en el que se señala que, si bien sólo el 39% de los españoles saben lo que es el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, los que sí lo conocen muestran su preocupación ante su uso por parte del Gobierno para pagar las pensiones. Así, el 42% califica como grave esta opción, para el 54% es preocupante y para el 4% es normal.

En este contexto, la aseguradora indica que la mayoría de los encuestados, el 57%, cree que la Seguridad Social reducirá las pensiones pero no desaparecerá. Un 17% sí estima que no sobrevivirá, un valor similar al de 2011 y dos puntos más que en 2010. Además, el 47%, un porcentaje superior al del año pasado, que fue del 43%, piensa que las pensiones son escasas y que con la cuantía que recibirá pasará necesidades.

El Observatorio explica que el ahorro privado de los españoles para su jubilación ha caído este año dos puntos respecto a 2011 y cinco desde 2008, de tal forma que ahora el porcentaje de españoles que no dedica parte de su ahorro a una pensión futura alcanza el 66%, frente al 61% que no lo hacía en 2008.

El estudio pone de manifiesto, también, que la agudización de la crisis en 2011 y los pronósticos que auguran un estancamiento de la economía, al menos hasta 2014, han repercutido otra vez en este tipo de ahorro, y el porcentaje de españoles que no ahorra ha seguido aumentando. No obstante, del 66% de españoles que declaran que no están ahorrando para su jubilación el 32% reconoce que sí lo hizo en el pasado. Y la mitad de ellos asegura no haber gastado ese ahorro.

El estudio de Caser llega a la conclusión de que el dinero destinado a la jubilación no es uno de los primeros que se reduce cuando una familia entra en dificultades. En cuanto a las causas aludidas por los españoles para no ahorrar, la novedad este año es el retraso de la edad de jubilación a los 67 años.

Y es que de 2010 a 2012 se ha incrementado en diez puntos el número de españoles que se consideran demasiado jóvenes para ahorrar, pasando del 36% al 46%, y a la vez ha disminuido el porcentaje de personas que pensaban que eran demasiado mayores para empezar a ahorrar, que ha bajado del 23% al 14%.

Paralelamente, el Observatorio de Caser ha comenzado a percibir cómo los españoles van admitiendo como idónea la edad legal de jubilación a los 67 años. En cualquier caso, todavía más de la mitad de la población, el 52%, sigue pensando que la mejor edad para establecer la edad legal de jubilación se sitúa en los 65 años y un representativo 19% la fijaría en los 60, especialmente en el caso de profesiones duras.

Entre las razones que hacen imposible el ahorro, las de índole laboral vuelven a aumentar y pasan del 55% al 70%, en consonancia con el aumento de la tasa de paro, que alcanza ya al 25% de la población activa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios