La guía de las mejores vinotecas destaca 12 locales andaluces

  • La publicación reseña establecimientos de Sevilla, Granada, Málaga, Cádiz y Huelva · Las bodegas Marqués de Arienzo abren sus aulas para expertos a todos los públicos

Hacer la cultura del vino accesible a todos los amantes de la buena comida es el objetivo principal de las bodegas Marqués de Arienzo, que presentan como novedad la edición de una guía gastronómica y de vinos en la que se destacan 12 vinotecas andaluzas.

Andalucía es una región con una materia prima privilegiada tanto para la elaboración del vino como para su degustación junto a productos autóctonos y esta bodega pretende con algunas iniciativas poner en valor la cultura gastronómica española y andaluza.

Por este motivo, Marqués de Arienzo ha decidido abrir al público general el aula para profesionales que lleva casi dos décadas apostando por el vino como forma de conocimiento de la zona, así como una manera de disfrutar.

Y es que la cultura gastronómica y del vino están cada vez más en boga y se ha convertido en estos tiempos en una forma de turismo, de manera que las agencias ya ofrecen rutas y paquetes enfocados a los amantes del buen comer y beber.

De hecho, una de las principales motivaciones para los turistas que acuden a Andalucía junto al sol y playa y la variada oferta cultural y paisajística es su gastronomía y eso es un diamante en bruto para la hostelería de la comunidad.

En la nueva guía de las mejores vinotecas de España se destacan más de una decena de establecimientos repartidos por Andalucía: Sevilla es la provincia con más vinotecas reseñadas con 4 establecimientos entre los 100 mejores del país seguida de Málaga y Granada con tres cada uno así como Cádiz y Huelva, donde hay al menos un lugar de encuentro con el vino propuesto para encontrar los mejores caldos de la zona.

Y si el conocimiento del cliente no es suficiente, el aula de Marqués de Arienzo imparte jornadas locales de tres horas sobre los vinos de las diferentes denominaciones de origen como Rioja, Navarra y Rías Baixas en España e incluso de Champagne en Francia.

Estos encuentros, centrados en el análisis de los vinos de cada una de estas zonas, tienen lugar en distintas ciudades de España y culminan profundizando en las armonías más apropiadas para los vinos a través de una cena diseñada para la ocasión.

La idea de la experiencia es buscar combinaciones y contrastes de sabores, aprender a sacarle partido al vino y hacerlo, a ser posible, de forma original y sensorial.

A esta propuesta difícil de rechazar se suman cursos en bodegas que duran de uno a tres días y consisten en una visita guiada en la que, además de la cata de vinos y el maridaje con la comida, los asistentes pueden conocer en primera persona cada una de las fases del proceso de elaboración desde el campo a la botella.

Este aula nació para la divulgación de la cultura del vino entre los profesionales de la hostelería por diferentes regiones españolas y con gran tradición en Andalucía y son impartidos por un selecto grupo de expertos y enólogos.

Y aunque la experiencia tiene ya un gran bagaje, la empresa es consciente de que hay que evolucionar con los tiempos y han adaptado los conocimientos que se imparten con el objetivo de diseñar programas de formación variados y de interés para un púbico cada vez más variado y que demanda calidad, porque ya el vino no es ya sólo cosa de profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios