La morosidad vuelve a los niveles récord de 1997

  • El retraso de los créditos de bancos, cajas y cooperativas de crédito alcanza el 3,28%

La morosidad de los créditos de bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas alcanzó en diciembre de 2008 el 3,28%, su nivel más alto desde septiembre de 1997, en que quedó en el 3,297%. La tasa fue superior en 0,168 puntos a la de noviembre y más de tres veces a la de diciembre de 2007, cuando se situó en el 0,848%, según el Banco de España. La morosidad de las cajas de ahorro se multiplicó por 4,5, hasta el 3,79%, y la de los bancos por cuatro, hasta el 2,811%. Los créditos dudosos aumentaron en 3.052 millones en diciembre. El saldo total de créditos concedidos por bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito alcanzó los 1,8 billones al término de 2008, un 8,4% más que el registrado en diciembre de 2007. Los expertos pronostican aumentos de la morosidad en 2009, en que podría llegar al 9%.

Las cajas fueron las entidades que acumularon el mayor saldo dudoso (33.654 millones), lo que supone multiplicar por más de 4,5 el importe del año anterior, con 7.410 millones, y un aumento de casi 1.400 millones respecto a la cantidad de noviembre (32.259). Su morosidad quedó en el 3,79%, frente al 0,889% del mismo mes del año anterior, lo que supone su nivel más alto desde mayo de 1997, en que la tasa alcanzó el 3,81%. Las cajas tenían concedidos hasta diciembre 887.936 millones.

Los bancos sufrieron una morosidad del 2,811%, el máximo nivel desde junio de 1997, cuando se situó en el 2,931%. La banca tenía concedida en diciembre del año pasado un total de 811.519 millones en créditos, de los que 22.812 son de carácter dudoso, una cifra casi cuatro veces superior al saldo dudoso del mismo mes del año anterior.

Las cooperativas de crédito situaron su morosidad en el 2,816%, lo que supone 0,007 puntos por encima de la tasa de noviembre (2,809%), mientras que sus créditos superaron los 95.600 millones de euros, de los que 2.694 eran dudosos. Estos datos no incluyen la morosidad de los establecimientos financieros de crédito, que sufren una tasa de impagos muy elevada (6,09%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios