"Los nuevos accionistas de Famosa prometen que no habrá más despidos"

  • Con la propiedad en manos de un fondo de capital riesgo estadounidense y el 70% de la producción en China, la juguetera sentencia que el control del negocio se sigue manteniendo en España, donde se cuece su I+D

-Zapatero se reunió hace una semana con empresarios para escuchar sus propuestas para salir de la crisis. Si hubiera formado parte del club, ¿qué le hubiera dicho?

-Simple. Que se fije en lo que han hecho los empresarios. A nadie le gusta recortar empleos y gastos que son importantes, pero hay que apretarse el cinturón. Es doloroso, pero si queremos salir de ésta hay que abordar las reformas pendientes. La propia Famosa lo ha hecho. Pusimos en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE), redujimos nuestro presupuesto drásticamente y eso nos ayudó a pasar de una situación difícil en 2008 a una razonable actualmente.

-¿Cuántas personas resultaron afectadas?

-A finales de 2009 prescindimos de entre 40 y 50, el 10% de la plantilla y, además, se lanzó un plan de ahorro, que recortó el gasto en un 10%, entre 40 y 50 millones de euros.

-Después de años de dificultades, ¿diría que Famosa se encuentra en medio de su resurgir?

-Por supuesto, la compañía está vendiendo más, ganando cuota de mercado -este año llegaremos al 9%- y focalizando su crecimiento hacia el exterior -especialmente a Francia, Italia, Portugal y México-. EEUU lo abordaremos fuertemente en los próximos meses. Las exportaciones ya representan el 50% de nuestros ingresos, pero queremos situarlas en el 65% en cuatro o cinco años. Lo tenemos claro: queremos pasar de ser una firma española que exporta mucho a ser una compañía internacional que tiene su base de operaciones en España.

-Esta evolución tiene mucho que ver con el nuevo propietario de Famosa, el fondo de capital riesgo estadounidense Sun Capital...

-Exacto. Sun Capital compró Famosa en agosto y ahora estamos en pleno desarrollo de un plan estratégico que persigue convertir a la compañía en líder mundial en el sector de muñecas y vehículos (a batería, triciclos y correpasillos), una posición que ya ostentamos en España. Con muchas empresas en su porfolio, este fondo nos puede ayudar en la internacionalización, aportándonos conocimiento de otros países, mercados... Y, en caso de necesitarlo, financiación.

-¿Cuánto pagó Sun Capital por Famosa?

-El acuerdo de compra fue confidencial, no puedo dar la cifra.

-Pero, ¿es cierto que era la única opción de futuro para Famosa? ¿Hubiese llegado a desaparecer la principal juguetera española si no llega a un acuerdo con Sun Capital?

-No tanto. Sí es cierto que, con la llegada del nuevo accionista, la situación financiera de la compañía queda estabilizada y resuelta. Pero también lo es que, antes de su irrupción, la compañía había garantizado su viabilidad, aunque con un horizonte temporal. En verano de 2009, el anterior propietario de Famosa -Vista Capital, fondo del Santander- llegó a un acuerdo de refinanciación (a tres años) de su deuda con los bancos. A partir de ahí, se puso en marcha un plan de ajuste que contemplaba reducción de plantilla, gastos... y se hizo una reestructuración profunda de la empresa. Cuando aparece Sun Capital, lo que era una solución provisional a tres años, se consolidó y se convirtió en definitiva.

-¿A cuánto llegó a ascender la deuda de la empresa con la banca?

-A mucho. Llegó a estar cerca de los 200 millones de euros. Si los bancos no hubieran llegado a quitas del 75%, la compañía hubiese pasado muchas dificultades.

-Éste es el tercer cambio de manos de Famosa en apenas ocho años, ¿Sun Capital tiene vocación de permanencia o por su propia filosofía se tratará de algo temporal?

-Sun Capital es un fondo de capital riesgo de los más importantes de EEUU, maneja 8.000 millones de dólares y tiene más de 80 participadas, entre ellas, Famosa. Pero su perfil es el de un inversor que compra compañías, las pone en valor, y las vende. Su permanencia será de cinco o seis años.

-¿El fondo contempla nuevos recortes para la compañía?

-A priori, no. El objetivo es crecer, no recortar. Sun Capital ha dejado muy claro que no viene aquí a hacer reestructuraciones ni despidos. Eso sí, eso no quiere decir que no vayamos a acometer algún ajuste en las áreas o países que lo requieran.

-¿Cuáles son los objetivos que se marca en facturación y beneficios?

-Queremos pasar de los 170 millones de euros de ingresos actuales a los 220 en cuatro o cinco años. En Ebitda, de 20 millones a superar los 30. En el pasado, con una deuda tan grande, era imposible generar beneficios, pero este año [el ejercicio fiscal de Famosa va de septiembre a agosto], esperamos volver a un resultado positivo.

-¿Qué significa para ustedes que Sun Capital haya mantenido al actual equipo directivo?

-Es algo bueno porque da estabilidad a la compañía. Lo que viene es a reconocer que la reestructuración que venía haciendo el anterior accionista era la correcta. Éste salió de la empresa perdiendo dinero, pero debemos reconocerle haber dejado el negocio con una estrategia fijada y una tendencia de clara recuperación.

-¿Cuándo empiezan los problemas para la compañía?

-Famosa definió un plan de crecimiento y expansión que se vino abajo con la crisis en 2008. Para constituir ese modelo de crecimiento, la compañía se endeudó mucho, entre otras cosas, por la compra de Feber.

-¿Diría hoy con la perspectiva del tiempo que la compra de Feber (y Play by Play) fue un error?

-Depende. Hay quien opina que se pagó mucho por Feber y que no era tan fácil de integrar en el negocio, pero eso es a toro pasado. Cuando se hizo la adquisición, se vieron muchos elementos de encaje. La realidad es que hoy, esa compra nos da una posición relevante como proveedor de juguetes y nos permite ser líderes en más de una categoría.

-¿Cuántos referencias tiene Famosa actualmente?

-Después de un esfuerzo por reducirlas, unas 700. El 40% de nuestro porfolio se renueva cada año. Además, hemos recuperado marcas del pasado -Nenuco, Nancy, Barriguitas-, que se han relanzado adaptados a los gustos de hoy.

-¿Dónde se realiza la producción?

-Tenemos fábricas propias y subcontratadas. Las primeras están en Alicante y México (en Monterrey), y absorben el 30% de la producción, mientras que las segundas están en China y fabrican el 70% restante. Todo lo que tiene mucha mano de obra se hace en el país asiático. Aquí se fabrican los triciclos, correpasillos, vehículos a batería, casas de jardín, toboganes… productos voluminosos, que encarecen el transporte desde China.

-La fabricación se hace en China y la propiedad de Famosa está en manos de EEUU, entonces ¿qué papel juega España en la compañía?

-El más importante. El corazón de la firma es su departamento de I+D. En España lo que se mantiene es el control de lo relevante en este negocio: el desarrollo de juguetes. La producción no retornará nunca con costes laborales como los chinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios