"Nuestra obsesión es buscar negocio fuera a Sadiel tras la hecatombe del sector público"

  • Ayesa admite su interés en elevar su peso en la tecnológica -tiene el 51%- y evita hablar de despidos

Comentarios 5

Ayesa tiene grandes planes para Sadiel. Tras la adquisición del 51% de su capital, el grupo de ingeniería andaluz aspira a dar una dimensión internacional a la tecnológica. "Cualquier empresa del sector TIC dependiente de la Administración está obligada a salir al exterior, dada la hecatombe experimentada por la actividad del sector público", aseguró ayer la nueva consejera delegada de Sadiel, Arancha Manzanares -toma el testigo de Rafael Camacho- en el marco del encuentro Eres Cartuja, en el que estuvo acompañada por el presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña.

"Hay que mandar fuera vendedores a muerte, ésta es nuestra obsesión", indicó la también vicepresidenta del Grupo Ayesa. Pero, ¿dónde? Pues a México -cuentan con un delegado y 250 trabajadores-, Chile y Panamá, donde ya están participando en varios concursos.

Manzanares rechazó que Ayesa adquiriera Sadiel por su clientela pública -"una cartera que va a desaparecer"-, sino para crear "un grupo potente con proyección exterior". No en vano, juntas suman 230 millones de euros de facturación y 3.000 empleados.

En ingeniería, el grupo Ayesa ha logrado hacerse un hueco en el mapamundi, pero en tecnología el terreno está aún por andar. "A nuestra pata tecnológica, ACT, le faltaba volumen para dar el salto", indicó. De ahí que no importara pagar en torno a 17 millones de euros por una firma "que cuenta con muchos productos que sólo debemos paquetizar, poner en valor y sacarlos al mundo", sentenció. En este proceso, Ayesa pone los canales de distribución, gestados con los años, que abrirán las puertas internacionales a Sadiel.

Los planes de la ingeniería andaluza pasan por incrementar su peso en el capital de Sadiel a medio plazo, más allá del 51% actual. "Es algo que está hablado con la Junta, Endesa y Cajasol, pero para lo que no hay prisa", avanzó. La idea es crear la "primera ingeniería virtual del mercado que siente en una mesa a ingenieros de caminos, de telecomunicaciones, aparejadores, analistas... y que ofrezca un servicio de llave en mano". Manzanares quiso diferenciar su proyecto de otras empresas consolidadas como Indra, Everis o Accenture. "No tiene nada que ver", afirmó.

El objetivo es fijar en Andalucía la sede del grupo, el centro de decisión y excelencia, "el eje de la expansión", por lo que no quiere oir hablar de despidos tras la integración de Sadiel. "Ni remotamente queremos una reducción de plantilla", dijo Manzanares. "Necesitaremos personal para hacer este sueño realidad", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios