Los pilotos de Air France inician una huelga de cuatro días

  • Protestan por el aumento a 65 años de la edad de jubilación

Comentarios 1

Los pilotos de Air France iniciaron este viernes 14 de noviembre a las 00:00 horas una huelga de cuatro días que se prolongará hasta las 24.00 horas del lunes 17 de noviembre en protesta por el proyecto de Ley de Seguridad Social adoptado el pasado 1 de noviembre en la Asamblea Nacional francesa que prevé aumentar a 65 años la edad de jubilación del personal de navegación a partir de 2010.

El texto prevé que, de manera voluntaria, pilotos y copilotos puedan prolongar su vida laboral cinco años más de lo que está estipulado actualmente a condición de que sólo uno de los dos pilotos de cada vuelo tenga más de 60 años. Los paros que se inician mañana provocarán numerosas cancelaciones y alteraciones en el tráfico, según informa hoy Air France en un comunicado.

Para paliar sus efectos, la aerolínea gala ha puesto en marcha una serie de dispositivos específicos a la atención de los clientes, que podrán retrasar su viaje sin penalización alguna y sea cual sea la tarifa de su billete.

El aplazamiento del viaje será posible hasta el 28 de marzo de 2009 salvo del 20 de diciembre de 2008 al 4 de enero de 2009 y del 14 de febrero al 1 de marzo de 2009 en el caso de los vuelos de larga distancia.

Los pasajeros podrán también mofificar su destino, en cuyo caso el importe del billete original se deducirá del nuevo. Ademas, en caso de que su vuelo se anule o tenga un retraso de más de cinco horas, tendrán derecho a una devolución íntegra del importe del billete o a un vale, sin penalización alguna.

Igualmente tendrán derecho a un vale quienes no quieran viajar debido a las alteraciones del tráfico aéreo causadas por la huelga, incluso si su vuelo se mantiene. En el caso de que sea necesario el desplazamiento por tierra, los viajeros pueden solicitar el reembolso del alquiler de un coche de la categoría A o de un billete de tren en la clase equivalente a la de su billete de avión.

La compañía indica, asimismo, que, si fuera necesario, Air France asegura que, si fuera necesario, pagaría el alojamiento hasta un máximo de 48 horas de los pasajeros en tránsito o en el momento de su vuelo de regreso.

En el caso de los viajeros locales podrían abonarle el alojamiento si la anulación de su vuelo se produce pasadas las 22.00 horas. Air France ha puesto a disposición de los clientes un número verde (00.33.800.240.260) y actualizará constantemente su página web a medida que se se vayan produciendo las anulaciones de vuelos.

Inútil y peligrosa

En una carta dirigida a los pilotos, el presidente de Air France, Jean-Cyril Spinetta, les dice que una huelga contra una decisión que no ha tomado la compañía es "inútil y peligrosa".

En primer lugar, porque la Agencia Europea para la Seguridad Aérea (EASA) decidirá en los próximos meses elevar el cese de la actividad de los pilotos europeos a los 65 años en toda la UE y peligrosa porque cada piloto decidirá de manera voluntaria continuar o no ejerciendo su actividad más allá de los 60 años.

El presidente de Air France recuerda, además, que la compañía está dispuesta a negociar medidas de acompañamiento para que esta reforma tenga una incidencia "marginal" en la edad media del cese de la actividad.

Spinetta advierte igualmente de que la crisis económica y financiera afecta ya de manera seria al transporte aéreo y que Air France se mantiene mejor que otras compañías debido a la confianza de sus clientes, una confianza que con cuatro días de huelga se puede romper.

"Abrir durante cuatro días la puerta a nuestra competencia es sin duda abrirla definitivamente y perder parte del mercado", les dice Spinetta, que cifra en 100 millones de euros el coste del paro, el equivalente de un avión 777.300 de la flota de Air France.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios