El polo aeronáutico andaluz es ya casi el 30% del mercado español

  • Incrementa en cinco puntos su peso y se consolida como segundo centro de actividad tras Madrid · Crece un 26% en facturación y roza ya los 2.000 millones · En una década su dimensión se ha cuadruplicado.

Comentarios 16

¿Crisis?, ¿qué crisis? El polo aeronáutico andaluz no sólo la ha ignorado sino que ha aprovechado para crecer más que los demás. Es decir, para incrementar su peso a nivel nacional y consolidarse como segundo polo aeronáutico nacional, con una distancia ya considerable sobre el País Vasco. En tres años, la región ha pasado de ser el 23,1% del sector en España a concentrar el 28,43% de la facturación, casi un tercio. El País Vasco se queda en el 9,5% [ver gráfico] y sólo Madrid, con el 54,19% está por delante. Según los datos provisionales de la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa Aeronáutica y Espacio Tedae, tres de cada cuatro euros del incremento de facturación en España a lo largo de 2010 han sido aportados por la comunidad andaluza.

En gran parte, la pujanza de la región se debe a un nuevo crecimiento exponencial de la actividad, según los datos recogidos en el Informe Estadístico del Sector Aeronáutico Andaluz 2009-2010, realizado por la Fundación Hélice y presentado ayer por el consejero de Economía, Antonio Ávila. En él se constata que la aeronáutica andaluza vuelve a crecer en 2010 a un ritmo de dos dígitos (+26%), después de un 2009 en el que lo hizo sólo un 9%. Hace dos años fue la industria auxiliar la que tiró del carro, pero esta vez ha sido la tractora. Airbus incrementó sus ventas un 35,6%, hasta alcanzar los 1.427 millones. Y fue gracias al empuje de Airbus Military, encargada del programa del avión A400M, que aumentó un 40% sus ingresos (1.300 millones).

La industria auxiliar  no creció tanto, sólo lo hizo un 6,5% (555,1 millones de euros), pero fue la única que creó empleo en 2010. En su conjunto, el sector generó 931 puestos de trabajo, lo que ha posibilitado que por primera vez en la historia se superen los 10.000 empleados (10.278, un 27,56% del total de España). Pero mientras el gigante Airbus redujo su plantilla un 2,9% (83 personas), en el resto de empresas aumentó un 15,7% (1.014 trabajadores más).

Según afirmó ayer Antonio Valverde, director general de la agencia IDEA de la Junta de Andalucía, los datos del informe demuestran que el sector auxiliar se está adaptando bien la los cambios del mercado y a las exigencias del nuevo modelo productivo. Así se desprende, por ejemplo, del hecho de que el área de ingeniería haya sido la que más ha crecido en empleo a lo largo de 2010, un 29,9%, y que suponga, junto a los departamentos de I+D, el 23,3% del peso total en las plantillas. 

La suma de directivos, ingenieros y licenciados suma el 31% del empleo total, con un crecimiento del 12,3% en 2010. También  se ha incrementado de forma exponencial la inversión en investigación y desarrollo, que en el año 2009 representaba el 4,3% de la facturación y en 2010, sólo en un año, ha sido más del doble, el 9%. Por último, ante la amenaza latente de una excesiva dependencia de Airbus, el sector se ha puesto las pilas en los dos últimos años. Los contratos con otras compañías, como Boeing o Embraer y con programas como Eurofighter se han incrementado en 2010 hasta un 41%, hasta alcanzar los 456 millones en volumen de ventas. El negocio al margen de Airbus tiene ya un peso en la facturación total del 23%, cuando en 2001 era solamente del 5%. Un ejemplo: los vehículos aéreos no tripulados (UAV) representaban en 2009 un volumen de facturación de 700.000 euros en Andalucía. A fecha de 2010, la cifra alcanza los 3,1 millones de euros. "Son datos positivos que consolidan al sector aeroespacial andaluz como estratégico dentro del cambio de modelo productivo", señaló ayer Antonio Valverde, director de IDEA.

Las cifras conocidas ayer permiten también hacer un balance de la década, ya que el primer registro de la facturación que consta en el informe data de 2001. En esa fecha todo el sector en su conjunto facturaba 495 millones, lo que significa que su dimensión se ha multiplicado prácticamente por cuatro en diez años, hasta llegar a los 1.983 millones de 2010. También en lo laboral el avance ha sido espectacular. Ha pasado  de los 3.800 empleo hace diez años a los 10.278 del año pasado. La inmensa mayoría se localiza en Sevilla y Cádiz, que concentran el 73% y el 17% de las empresas, respectivamente.

Antonio Gómez, presidente del Consejo de Acción Empresarial de la Fundación Hélice, anticipó que 2011, según los datos disponibles, también será un año de crecimiento. "Tenemos lo que hace falta para salir al exterior con la autoestima muy elevada, aunque sin caer en la autocomplacencia", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios