El precio de la vivienda caerá un 7,5% este año y un 10,5% en 2010, según el BBVA

  • La necesidad de colocar el excedente, que supone ya el 4,5% de todo el parque inmobiliario, presiona a los promotores

La necesidad de absorber el stock de viviendas en manos de los promotores seguirá presionando a la baja los precios, que caerán un 7,5% de media en 2009 y hasta un 10,5% el próximo 2010, con un descenso acumulado del 25% hasta 2011, según un documento del Servicio de Estudios del BBVA sobre el panorama económico y financiero global fechado en el mes de mayo.

Los expertos de la entidad financiera calculan que la sobreoferta de viviendas alcanza ya el 4,5% del todo el parque inmobiliario y que es previsible que el stock siga creciendo hasta el primer trimestre de 2010.

En paralelo y en favor de la recuperación, la caída de los tipos de interés, junto con el descenso de los precios de la vivienda, mejorarán las condiciones de acceso a la vivienda y con ellas la demanda del sector, según el documento. Estas cifras arrojan descensos superiores a los previstos por la entidad financiera en su informe sobre Situación Inmobiliaria del mes de diciembre, cuando preveía una caída de los precios de la vivienda del 5% en 2009 y del 8% en 2010, pero entonces el impacto de la crisis no se había valorado con tantos elementos como los que actualmente están sobre la mesa.

A la espera de que hoy presente nuevos datos, el BBVA aseguraba al cierre de 2008 que el stock de viviendas sin vender podría superar el millón de inmuebles y seguiría creciendo hasta alcanzar máximos a principios de 2010.

El precio de la vivienda cayó un 6,5% en el primer trimestre del año, según datos aportados por el Ministerio de Vivienda que gestiona Beatriz Corredor, si bien este descenso es sólo una continuación de la tendencia a la baja experimentada ya en 2008. Así, desde el sector se asegura que el precio de la vivienda ya ha caído en torno a un 20% y que la absorción del stock de viviendas por la vía precios tiene un límite. Además, los promotores calculan que esta bolsa de viviendas sin vender llegará a los 800.000 inmuebles al final de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios