La prima de riesgo española toca su máximo anual

  • El índice cierra en 274 puntos después de elevarse hasta los 282 a media sesión. Salgado atribuye el incremento a la incertidumbre sobre la crisis griega.

Comentarios 2

La prima de riesgo de España acabó la sesión del mercado secundario de deuda pública en 274 puntos básicos en una jornada en la que los temores inversores sobre el rescate a Grecia la impulsaron hasta niveles máximos en 2011.

Así, a media sesión, el riesgo país de España, que se mide con la rentabilidad del bono nacional a diez años y el alemán, llegó a su máximo anual de 282 puntos básicos afectado por la incapacidad de la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE) para alcanzar un acuerdo sobre el segundo plan de ayuda a la economía griega.

La prima de riesgo se acerca a su máximo histórico, que se alcanzó el pasado 30 de noviembre cuando se situó al cierre de la sesión en 289 puntos básicos, según datos recogidos.

El rendimiento del bono español a diez años superó el 5,6 %, desde el 5,5 % que marcaba en la apertura de la sesión del mercado de deuda, mientras que el rendimiento del bono germano bajó, permaneció por debajo del 3 % y cerró en 2,9 %.

A pesar del repunte, la prima de riesgo de España está aún lejos de la de otros países periféricos de la UE, ya que la de Grecia supera los 1.500 puntos básicos, la de Irlanda está en 863 y la de Portugal pasa de 790.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, recordó a la cadena SER que la evolución de la prima de riesgo está muy relacionada con el empeoramiento de la crisis de Grecia y señaló que existe una "inestabilidad casi general" en este mercado por esta circunstancia, que afecta especialmente a Italia, Bélgica y España.

Al estar en "un proceso de reformas y de consolidación fiscal", existe "mucha sensibilidad" en los mercados que observan a España, lo que provoca turbulencias inversoras debidas a la situación de Grecia.

La ministra destacó que las últimas emisiones de deuda realizadas por España "han ido bien", por lo que "los mercados siguen teniendo confianza en nosotros", al tiempo que recordó cómo la situación que padece Grecia afecta a los mercados en general y no sólo a un país al que se asocie con la crisis helena.

Salgado subrayó que los intereses que tiene que pagar Alemania por su deuda han bajado, por lo que vuelve a convertirse en un "valor refugio", mientras que otros países sufren inestabilidad en los mercados.

Los seguros de impago de deuda también mostraron el castigo sufrido por los países periféricos de Europa en los mercados.

Los CDS sobre Grecia subieron a 1,59 millones de dólares por cada 10 millones de dólares de posible impago que se quisiera cubrir, mientras que en el caso de Portugal e Irlanda también se encarecieron y se situaban en 691.050 y en 697.620 dólares, respectivamente.

En el caso de España, estos productos se colocaron en 292.580 dólares, frente a los 281.188 del miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios