Las pymes, ante el complicado reto de subsistir

Ya lo dijo Darwin: "No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente. Sobrevive la que mejor se adapta al cambio". En pleno siglo XXI y con la situación de la economía mundial, la teoría actualizada vendría a decir que no superan la crisis las empresas con más beneficios o con más clientes, sino las que mejor se adapten a las nuevas condiciones del mercado. Ayer, la jornada organizada por la Cámara de Comercio de Sevilla y Deloitte sirvió para orientar y ayudar a los más de 200 empresarios andaluces asistentes a reelaborar planes de financiación sin perder el control -eso sí, con transparencia y a más largo plazo- y a acometer operaciones corporativas tales como las alianzas empresariales o la internacionalización.

Durante la conferencia pronunciada por el socio de Deloitte Jorge Segura Rodríguez se puso de manifiesto el problema de dimensión de la mayoría de la empresas andaluzas, que para abordar procesos tan necesarios como el de la integración tecnológica o la internacionalización, requieren un mayor tamaño. "La dimensión es el mayor problema. Las empresas deben aliarse, ya que el competidor no es el que uno tiene más próximo sino el que está en Pekín", apuntó.

Según Jaime Caretti, socio de Deloitte y otro de los ponentes, las empresas andaluzas tienen que perder el miedo a realizar operaciones corporativas de este tipo. "La venta de pymes, por ejemplo, no ha calado en la región. Frecuentemente, su vinculación familiar hace que ni se considere esta opción", aseguró. Además otro de los problemas de las pymes es que las sucesiones en el accionariado hacen que su participación en los beneficios sea cada vez menor y el interés por la empresa, por consiguiente, decrezca.

Por último, en cuanto a cómo abordar el proceso de internacionalización, Fernando Pasamón García incidió en que las empresas deben apostar por nuevos mercados. El 70% de las inversiones se realizan en Holanda, el Reino Unido, EEUU o Francia, pero "hay que mirar a largo plazo y apostar por otros mercados como Rusia, China o África". Las acciones a corto plazo son imprescindibles, pero el planteamiento global a más largo es necesario para prosperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios