Los sindicatos se indignan y exigen poner freno a los recortes sociales

  • CCOO Y UGT afirman que el Gobierno está "agotado y moribundo" y llaman a la militancia del PSOE a dar "un puñetazo en la mesa" contra la negociación colectiva.

Comentarios 11

Los sindicatos CCOO y UGT criticaron hoy duramente las medidas económicas promovidas desde la Unión Europa (UE) y desde un Gobierno español, en su opinión "agotado" y "moribundo", al que exigieron medidas duraderas que garanticen la protección social de los ciudadanos y que no pongan en riesgo el Estado del Bienestar. 

En la asamblea de delegados que ambos sindicatos convocaron para esta mañana en el marco de una jornada de movilizaciones promovida por la Confederación Europea de Sindicatos (CEF), tanto CCOO como UGT exigieron medidas alternativas para hacer frente a la coyuntura económica por la que atraviesa España y subrayaron que es el coraje lo único que se requiere para ponerlas en práctica. 

Tanto el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, como el de UGT, Cándido Méndez, animaron a la militancia del PSOE a dar un "puñetazo en la mesa" contra la negociación colectiva, que el Gobierno salvó en el Congreso in extremis gracias a las abstenciones de PNV y CiU. 

Asimismo, recordaron que las medidas aprobadas por el Ejecutivo no han logrado ni reducir el desempleo ni la precariedad laboral y aseguraron que con su programa de recortes el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le está poniendo la "alfombra azul" a la derecha para que llegue al poder. 

Los principales sindicatos también tuvieron palabras para la CEOE, de la que dicen no fiarse ya que "amenaza" con no contratar si no se tienen en cuenta sus propuestas, al tiempo que, entre otras iniciativas, pidieron eliminar las ayudas a la Iglesia Católica y advirtieron a la presidencia de la Comunidad de Madrid con movilizaciones diarias. 

Toxo y Méndez también mostraron su oposición al Pacto del Euro, que alcanzó la UE en marzo y que estos días se debate en Bruselas, ya que de una forma "casi delictiva", aseguraron, desmantela la política social con el único fin de tranquilizar a los mercados financieros y tiene como único interés frenar el déficit público ignorando el social. 

En virtud de todos acuerdos, reclamaron más tiempo para que España cumpla con el objetivo de la UE de recortar por debajo del 3% su déficit público y aconsejaron alargar esta meta hasta el 2016 o 2017 en lugar de 2013. 

Una posibilidad que debe ir unida de mayores inversiones, servicios públicos de calidad, reformas fiscales contra la evasión de impuestos y la economía sumergida; en definitiva, una política "honrada vetada para los corruptos y para las presiones de los banqueros". 

Todas estas propuestas se las han entregado ambos secretarios, acompañados de unos 2.000 afiliados, al subsecretario de Trabajo, José María Luxán, que les ha recibido a las puertas del Ministerio de Trabajo al término de la asamblea. 

En algunas de las principales ciudades españolas centenares de personas se han reunido también, de forma pacífica y sin incidentes, en concentraciones sindicales similares frente a todas las delegaciones del Gobierno, bajo el lema "No a los recortes" y con un único objetivo: lograr un cambio de rumbo de la política económica europea. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios