El turismo crece más que la economía española por primera vez en la década

  • El sector cerrará el año con un repunte del 0,6% frente a la caída del 5,6% de 2009, según prevé Exceltur, debido a que la subida de la demanda extranjera impulsó un mejor comportamiento de los meses estivales

El turismo confirma una vez más que se encuentra en el camino hacia su recuperación y se erige como la industria a la que agarrarse en estos tiempos de crisis. La Alianza para la excelencia turística (Exceltur) ha corregido al alza sus previsiones de la evolución del PIB turístico para 2010 hasta un crecimiento del 0,6%, superior por primera vez en diez años al incremento esperado de la economía española, tras haber caído casi el doble que ésta en 2009. Esta recuperación, además, sigue al desplome del 5,6% el año pasado, recordó ayer en rueda de prensa el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

Ese claro repunte del sector se produce, además, tras una sucesión de sobresaltos como la crisis aún latente, las nube tóxica provocada por el volcán islandés, la subida del IVA, las huelgas de controladores, el recorte de la Secretaría de Estado o los descuentos de proveedores externos como el tour operador británico Thomas Cook, recordó Zoreda.

La modificación al alza está motivada por un mejor comportamiento del sector en verano, sobre todo en agosto y septiembre, gracias a la recuperación de la demanda extranjera, ya que la española se ha estancado en el tercer trimestre del año. La demanda nacional ha ralentizado su recuperación desde el segundo trimestre influida por la reducción de la renta y el aumento del desempleo. Sin embargo, los viajes de los españoles al exterior de mayor presupuesto han repuntado ligeramente, aunque lejos de los niveles de 2008.

A pesar del incremento del volumen de turistas durante la campaña estival, Zoreda recalcó que éste se ha producido a costa de "nuevas caídas en tarifas" y de asumir los empresarios la mencionada subida del IVA. Durante el periodo veraniego, el PIB turístico subió el 1,7% frente a la caída del 4,9% experimentado durante el mismo periodo de 2009.

Dicha mejora está impulsada por unos atractivos precios para el consumidor, lo que choca con los resultados empresariales. Por el contrario, han subido levemente sus cuentas los hoteles urbanos y las agencias de viajes, sobre todo por la absorción de la cuota de mercado de Marsans (de 1.100 millones de euros). También han crecido las compañías aéreas, por la reducción de la oferta, y las empresas de alquiler de coches, por reajustes de cuota de mercado. Mientras, el tren ha perdido viajeros en verano.

A juicio de Exceltur, la victoria de España en el Mundial de fútbol ha contribuido al aumento del turismo foráneo, siendo aprovechada por una "ágil y acertada" estrategia de comunicación posterior por parte de Turespaña. La llegada de turistas se ha visto favorecida también por la progresiva recuperación económica de los principales mercados emisores de España y, a su vez, por la "inesperada" afluencia a convenciones en agosto por sobreventa desde países competidores como Turquía y Egipto.

El repunte de la demanda extranjera está liderado por el mercado ruso, el británico y, en menor medida, por el alemán, acompañados por Francia, Italia, Estados Unidos y Japón.

Por comunidades autónomas, el lobby turístico afirmó que un 52,8% de las empresas del sector del alojamiento de Andalucía cerró el tercer trimestre del año con caída en sus beneficios. De hecho, la región andaluza se sitúa entre las que menos ganaron, según la opinión de los empresarios. No obstante, el 18,9% de estos señalaron que sus ingresos habían aumentado y el 28% indicó que se habían mantenido respecto al mismo trimestre de 2009. En el resto de España, las regiones con mejores resultados fueron la comunidad de Madrid y Galicia, ésta por el tirón del Año Xacobeo.

Pese a que el balance estival y las perspectivas para lo que resto de año son "positivos", Zoreda reiteró que el turismo "debería tener reflejo en los Presupuestos del Gobierno para 2011 y los programas para las próximas elecciones autonómicas". Según el directivo, al margen del claro repunte de la actividad turística en verano, el sector turístico, muy especialmente el del sol y playa del Mediterráneo, Baleares y Canarias, "requiere para poder aspirar a una recuperación estable a medio plazo de un notable impulso institucional y reposicionamiento competitivo", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios