Los viajeros andaluces ganan peso en los hoteles de Málaga

  • Las pernoctaciones de turistas de la región aumentan un 4% hasta mayo en la Costa del Sol · La Junta invierte 334.000 euros en informar a profesionales y consumidores

En los malos tiempos, hay que barrer para casa. Esa parece ser la tendencia de los turistas de la comunidad andaluza, que han preferido durante lo que va de año ahorrar un poco y pasar cerca las vacaciones.

Los viajeros andaluces han ganado peso en los cinco primeros meses de 2009 en el total de viajeros españoles alojados en hoteles de Málaga, al crecer su cuota cerca de tres puntos y las pernoctaciones cuatro puntos en relación a 2008.

La importancia de este mercado emisor, unida a que en momentos de dificultad económica los turistas se decantan por destinos más próximos, ha llevado a la Junta de Andalucía, en colaboración con los patronatos provinciales de turismo, a emprender una campaña para incentivar la reserva de vacaciones en la región.

Con un presupuesto de 334.000 euros, la Consejería de Turismo ha organizado hasta el próximo 2 de julio ocho jornadas profesionales de comercialización turística en cada una de las provincias andaluzas.

También hay programadas acciones dirigidas al propio consumidor, según explicó ayer a la prensa el delegado provincial de Turismo, Antonio Souvirón.

Tras subrayar la importancia del turismo emisor andaluz -casi ocho de los 25 millones de turistas que recibió Andalucía en 2008 residían en la comunidad-, el delegado indicó que con esta acción se pretende "trasladar la imagen de que lo mejor está en nuestra casa".

En el caso de Málaga, esta campaña para reforzar el turismo interno resulta "indispensable" porque de los 4,8 millones de viajeros alojados el año pasado en hoteles malagueños, 2,39 millones eran nacionales, con una cuota del 49% y de éstos, 1.396.861 procedían de la propia comunidad.

"Andalucía es el principal mercado emisor para ella misma, de ahí la importancia de promocionarla aquí", apostilló Souvirón.

Lo mismo opinó la gerente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Ana Gómez, quien explicó que estos datos sitúan al andaluz como el principal mercado de la provincia malagueña, con un peso del 28,6% respecto al total de viajeros.

Gómez destacó la evolución del mercado andaluz en los últimos diez años en la provincia, al pasar de una cuota respecto a los viajeros nacionales del 38,7% en 1999 a una del 58,3% en 2008.

La tendencia registrada en los primeros meses de este año, en los que aumentó la participación de los residentes en Andalucía respecto al total de viajeros nacionales es, según Gómez, "la prueba de que se están acortando las distancias".

La gerente del Patronato de la Costa del Sol se mostró convencida de que la actual coyuntura económica es "un paréntesis" del que el destino malagueño saldrá reforzado.

Los empresarios del sector turístico se preparan también para la futura temporada baja. En este sentido, Gómez anunció que el organismo prepara acciones "rompedoras" con el objetivo de estimular la demanda el próximo invierno.

A las jornadas celebradas ayer en Málaga, también acudieron representantes de otras provincias. Es el caso del gerente del Patronato de Turismo de Huelva, Jordi Martí, que atribuyó el importante crecimiento turístico de la provincia a un punto de partida de retraso turístico. Aseguró que Huelva no tiene pensado aumentar el número de camas disponibles y afirmó, con 24.000 plazas hoteleras, éste sigue siendo un destino con una oferta pequeña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios