La Amargura recibe a los Emigrantes

  • En la Concepción. Hay momentos que se quedan marcados para la historia rociera y uno de ellos es este de la Virgen de la Amargura recibiendo, en 1984, a la hermandad

ES uno de esos momentos que hoy conforman el Miércoles de Emigrantes en las calles de la ciudad de Huelva. Es un punto de emoción y de devoción. Desde que se intuye la presencia de los romeros el campanario repica y tiene un toque de jubilo en la mañana. Anuncia a Huelva que la comitiva rociera está llegando hasta la iglesia concepcionista onubense.

Es una mañana con la misma claridad que la otra mañana importante que vive Huelva al amparo de la parroquia de la Concepción. Se dan la mano en dos momentos, cuando la Amargura llega hasta su casa después de haber estado acompañando durante toda la Madrugá al Señor de Huelva. Y se espera entonces la llegada cercana de la Pentecostés y es esta mañana tiempo de Pascua Florida, de gozo rociero ante la parroquia inmaculista.

Muchos momentos se han vivido a su amparo. Esta imagen de Huelva Información es muestra de ello, María Santísima de la Amargura a las puertas misma de su iglesia esperando a la Hermandad de Emigrantes. La carreta del Simpecado es vuelta ante su mirada y aquí se vive uno de los momentos rocieros que se guardan en el recuerdo. La Virgen de la Amargura había salido a recibir a los rocieros que le habían nombrada hermana de honor de Emigrantes, en el 400 aniversario de su hermandad. La gente se arremolia y participa en este encuentro, pasado también por la lluvia como se puede ver por algunos paraguas.

En este encuentro la salve es cercanía entre dos advocaciones especialmente vinculadas a los onubenses, Amargura y Rocío, que también van juntas en el paso de palio de la Virgen de la Amargura donde lleva una reproducción de la Patrona de los almonteños. Aquí, en esta parroquia, se cuenta también con una hermosa réplica de la Virgen del Rocío, quizás de las más acertadas, que ahora cada año es trasladada a las puertas de la parroquia para recibir a los rocieros de las dos hermandades, de Emigrantes y Huelva. Se viven momentos festivos, devotos y alegres, el párroco canta la salve y este altar rociero en el dintel de la concepción recibe numerosas visitas. Viendo esta fotografía de la Amargura se ve que todo tiene un hilo marcado por la devoción rociera que desde mucho tiempo se vive en esta iglesia; hoy habrá ofrenda en la capilla del Nazareno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios