Ayamonte e Isla Cristina abren hoy los caminos en la provincia

  • El Simpecado de la hermandad fronteriza realizó ayer un recorrido por las calles de la localidad antes de partir · La misa de romeros isleña se celebrará por primera vez en la plazoleta de San Francisco

Comentarios 4

La Hermandad del Rocío de Ayamonte será la encargada un año más de abrir las sendas onubenses que guiarán a miles de peregrinos de la provincia onubense hasta la Blanca Paloma. Junto a ella, la Hermandad del Rocío de Isla Cristina también comienza hoy su peregrinar hacia la aldea.

Según comentó este fin de semana el mayordomo de la hermandad ayamontina, Benito Mena, "todo está preparado para que pasadas las 9:00, tras la celebración de la misa de romeros, las aproximadamente 400 personas inscritas para hacer el camino" que les conducirá hasta la aldea almonteña abandonen la ciudad fronteriza partiendo, como viene siendo tradicional, desde el cuartel de la Guardia Civil del municipio.

De esta forma, las seis carretas tiradas por bestias, las once carrozas tiradas por tractores, los cuatro charrés y los catorce todoterrenos que este año acompañarán al Simpecado ayamontino, dan el pistoletazo de salida al peregrinar de las 25 filiales de la provincia. El objetivo de todas, el mismo: reencontrarse una vez más con la Blanca Paloma dentro del marco de la mayor manifestación religiosa del mundo, la romería del Lunes de Pentecostés.

No obstante, el Simpecado de la hermandad de Ayamonte recorrió ayer las principales calles de la localidad fronteriza antes de su partida definitiva hacia la aldea almonteña. Y lo hizo partiendo de la parroquia de Las Angustias, donde se despidió de la Patrona de la localidad.

Durante el recorrido por las calles del centro, el Simpecado ayamontino, que estuvo acompañado por numerosos romeros y caballistas, también visitó la plaza de la Laguna, donde, como es tradicional, fue oficiada la primera misa de romeros del año. Posteriormente, otros puntos obligados de parada fueron el convento de las Hermanas de la Cruz y el monumento a la patrona del municipio, antes de arribar al cuartel de la Guardia Civil, donde pernoctó el Simpecado y donde esta mañana tiene lugar una nueva misa de romeros antes de poner rumbo definitivo hacia El Rocío.

Cuatro intensos días de fe, devoción y vivencias separarán entonces de la Blanca Paloma a estos 400 peregrinos, a los que en la última noche se suelen sumar otros 200 antes de entrar en la aldea almonteña. Entre las paradas obligadas, la de Cartaya, donde por décimo octavo año consecutivo recogerán a los peregrinos de esta localidad costera, que amadrinados por la de Ayamonte y sin ser aún filial, peregrinan como hermandad por segundo año consecutivo hacia El Rocío.

Amadrinada a su vez por la Hermandad de Emigrantes de la capital provincial, la de Ayamonte peregrina este año por trigésimo tercera ocasión consecutiva hasta El Rocío tras su constitución en 1978, siendo la filial cincuenta y tres de las 108 que se dan cita este año en la romería de El Rocío.

Finalmente, y según destacó su mayordomo, que espera este año una mayor asistencia de romeros ayamontinos, además de llegar "sin problemas ni incidentes" el jueves ante la Blanca Paloma, "nuestros principales deseos son no tener un camino marcado por el excesivo calor y que los peregrinos estén concienciados de que se trata de un caminar religioso en el que nos gustaría contar con su participación en todos los cultos del mismo".

Por su parte, Isla Cristina se echa a la calle para despedir a la hermandad marinera que junto a Ayamonte es la primera de la provincia en salir hacia la aldea almonteña. Tras unos días de cultos e intensos preparativos de carros y carretas entre otros menesteres, los isleños han madrugado hoy para asistir a la tradicional misa de romeros que se oficia por primera vez en la plazoleta de San Francisco, donde se ubica la casa hermandad. Tras ésta y el canto de la Salve al Simpecado, todos los romeros partirán hacia la lonja de Isla donde se realizará homenaje a los marineros desaparecidos. A continuación se dirigirán al cuartel de la Guardia Civil y al monumento al marinero donde les esperarán una representación del Ayuntamiento.

La comitiva formada por 20 carretas, 2 roulottes con remolques, 5 charrés, casi medio centenar de caballistas y más de 300 romeros, tomará la carretera guiada este año por la hermana mayor Pepa Sosa Sosa, y visitará a lo largo del recorrido a la Patrona de Pozo del Camino, María Auxiliadora, la Virgen de la Esperanza en la Redondela y la Bella en Lepe, término municipal donde parará para comer y sestear.

Sobre las 20:00 horas está prevista la llegada al recinto romero de San Isidro entre El Rompido y Cartaya donde se acampará para pernoctar. Mañana continuará hasta Gibraleón.

La hermandad isleña se fundó en 1973 y fue hermanada con la de Villarasa. Es la filial número 45 y tiene la casa-hermandad en la aldea almonteña en la Plaza Mayor, lindando con Olivares y Ecija. Desde su fundación ha tenido cuatro presidentes, Antonio Fernández Gil, José Calvo, Diego Ortiz Jiménez y el actual desde el 2008 Francisco Amorós Comas.

Los más entendidos dicen que es la única hermandad que tiene himno propio, escrito por el que fuera el primer director espiritual, Manuel Martín Gil y Antonia Martín Tortosa, quien compuso la música.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios