Multitudinaria celebración del 90 aniversario de la coronación canónica

  • Una solemne Eucaristía recuerda el histórico acontecimiento acaecido el 8 de junio de 1919 · El presidente de la Hermandad Matriz, José Joaquín Gil, muestra su júbilo por la efeméride rociera

El Santuario de la Blanca Paloma acogió ayer una multitudinaria Eucaristía con la que la Hermandad Matriz conmemoró el noventa aniversario de la coronación canónica de la Virgen del Rocío.

El histórico acto tuvo lugar el 8 de junio de 1919 coincidiendo con la preceptiva procesión de Pentecostés, momento en que la Patrona almonteña recibió de manos del Delegado Pontificio, Cardenal Enrique Almaraz y Santos, Arzobispo de Sevilla, la áurea corona de oro realizada por el platero del Cabildo de la catedral hispalense, Ricardo Espinosa de los Monteros.

La magnánima obra de orfebrería contó con la materia prima proveniente de las donaciones de joyas y monedas de oro de cientos de devotos de toda Andalucía que dieron como resultado, tras pasar por las maestras manos de Espinosa, al emblema que desde hace casi un siglo luce la Patrona almonteña.

Como no podía ser de otro modo, aquella efeméride quedaría tatuada a fuego en el calendario de los rocieros, quienes en el día de ayer revivieron aquellas añejas vivencias rememoradas hoy en sepia a través de instantáneas que han quedado para la posteridad, amén de en la memoria de un reducidísimo número de privilegiados que vivieron en primera persona el histórico acontecimiento.

Como no podía ser de otro modo, durante la sagrada misa celebrada a las 20:30 la imagen exhibió sobre el altar su ropaje más señero, el mismo que portara a gala en la emotiva y multitudinaria coronación del 19, amén del que luciera en la última procesión de madrugada por las arenas marismeñas. Un ajuar cuyo manto y saya donara la condesa de París, Isabel Francisca de Orleans.

De este modo todo rememoró esta emotiva cita en una liturgia celebrada por el obispo de Huelva, José Vilaplana, y que contó con la interpretación de la Coral de Bollullos Par del Condado.

El presidente de la Matriz, José Joaquín Gil, relató que con esta sentida Eucaristía se pone colofón al rosario de actos que con motivo de la coronación se han venido celebrando a lo largo del año.

En este sentido, lamentó que la cercanía de la efeméride con la romería de Pentecostés haya impedido que estuvieran presentes un gran número de hermandades que habrían querido vivir in situ este magno acontecimiento, si bien matizó que "no queríamos pasar por alto esta conmemoración" religiosa.

Sin duda, una de las más añoradas por todo buen rociero y cristiano que se precie.

El promotor de la histórica coronación fue el canónigo Juan Francisco Muñoz y Pavón, un insigne rociero que hizo público su deseo en un célebre artículo publicado en la prensa andaluza de la época que llevaba por título La pelota está en el tejado. Aquel momento inmemorial, de alegría y júbilo, quedó realzado en la crónica que de tan magno acontecimiento realizó Ignacio Cepeda, vizconde de La Palma del Condado, uno de los artífices de aquella coronación que vuelve a las retinas de los rocieros casi un siglo después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios