Peregrinos de Huelva llenan los caminos

  • Valverde, Gibraleón, Lucena, Villarrasa, Trigueros, San Juan y Palos parten al Rocío

Los pueblos onubenses se van vaciando de romeros poco a poco. Mientras, los caminos se llenan. Ayer se pusieron en marcha las hermandades de Valverde, Gibraleón, Lucena, Villarrasa, Trigueros, San Juan y Palos, además de Emigrantes que partió desde la capital y de Almonte, la Matriz que hace un día de camino y es la primera en llegar a la aldea.

Ni la fría mañana fue obstáculo ayer para que miles de personas acudieran a la misa de romeros para despedir a la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Valverde. Los cohetes anunciaron en el cielo la salida, mientras que a las puertas de la capilla de la casa hermandad, el capellán José Ramos ofició junto a Servando Pedrero una misa que presidieron el hermano mayor, Antonio Cejudo, el presidente Gregorio Duque y el teniente hermano mayor Alfonso Macías. "El Rocío es un fenómeno muy complejo. Pero, por encima de todo, el Rocío es una manifestación de devoción y de amor a la Virgen María", predicó el párroco.

La comitiva valverdeña la componen este año 1.200 personas que mueven a unos 150 caballos, 33 charret, 25 tractores y 55 vehículos variados. Aún en tiempos de crisis la gente sigue haciendo el camino. Donde si bajan las cifras es en el número de casas alquiladas por valverdeños que este año se quedan en seis. Esta cifra se explica por la enorme demanda que ha tenido la casa hermandad donde pernoctarán 250 personas.

Tras la misa de romeros se puso en marcha la comitiva con el acompañamiento del alcalde en funciones, Miguel Ángel Domínguez, junto a varios de sus concejales, y a Loles López, alcaldesa electa, que realizará tras la toma de posesión el sábado. Su primer acto oficial como alcaldesa acompañando a la hermandad, será en su presentación ante la Hermandad Matriz de Almonte.

La multitudinaria y colorista misa de romeros celebrada a primeras horas de la mañana en la plaza de España, junto a la ermita del Cristo de la Guadaña, marcó ayer la partida hacia El Rocío de la Hermandad de Gibraleón. El presidente Francisco José Fernández apuntó que más de 800 peregrinos, algunos menos que ediciones anteriores, unos 90 vehículos de tracción animal entre charrés, manolas y carros tradicionales, una treintena de carretas tiradas por tractores y aproximadamente un centenar de caballistas iniciaron su camino para reencontrarse con la Blanca Paloma.

Un reencuentro que se materializará el sábado a las 15:30 con el acto de presentación del Simpecado de la Hermandad olontense ante la Virgen del Rocío, aunque los peregrinos llegan esta tarde sobre las 19:30. En medio, dos intensos días de camino y devoción rociera que empezaron en las calles de Gibraleón bajo una intensa lluvia de pétalos y al son de los cohetes. Antes de salir del pueblo, la comitiva visitó la iglesia del Carmen, donde los responsables de la hermandad se despidieron del Cristo de la Sangre. También hubo una parada obligada ante el monumento conmemorativo del 75 aniversario de la fundación de la Hermandad olontense, que se celebró el año pasado.

Entre las novedades, está que José Díaz es el hermano mayor tras dos años sin que se ocupara este cargo, el primero por no presentarse nadie y el pasado por decisión de la propia hermandad motivado por la celebración del 75 aniversario. Además, los mulos de la carreta del Simpecado estrenan este año tres briones nuevos, un regalo de los alumnos del taller de guarnicionería del Centro Penitenciario de Huelva.

La llama de fervor de Villarrasa fue ayer intensa. La Hermandad inició su periplo a la aldea dejando a su paso un municipio desierto. Posiblemente, en proporción, ningún pueblo de la zona tiene un seguimiento tan pronunciado de una romería que vive como si fuese propia, lo que corrobora que tenga casi 700 hermanos.

A la luz de esta realidad el pueblo se echó a los caminos tras la preceptiva misa de romeros. Abriendo el cortejo dos flancos de caballistas y un centenar de peregrinos a pie de carreta que no pararon de cantar plegarias en forma de sevillanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios