Los almonteños viven Pentecostés

  • Dispositivo especial. Todos los operativos del Plan Romero participan en el operativo que se instala junto a la ermita para la salida de la Virgen, unas 300 personas

La patrona de Almonte ya está en la calle para festejar con su pueblo el lunes de Pentecostés. Es el día grande para los almonteños y para los miles de rocieros que viven la romería en la aldea de El Rocío. La Virgen salió de madrugada y pasará alrededor de doce horas bendiciendo a los fieles que se agolpan en su paso.

A lo largo del día de ayer los romeros se prepararon para vivir una noche larga junto a la patrona almonteña. Los días de romería son densos y la recta final se afronta como la gran apoteosis a la Virgen. La multitud que se concentra en esta madrugada hace obligatorio que las fuerzas de seguridad se preparen.

Unas 300 personas de los dispositivos que forman parte del Plan Romero, coordinado por la Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, participan desde ayer por la noche en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) que se instaló junto a la ermita para atender las incidencias durante la salida de la Virgen y que dispone de un hospital de campaña con capacidad para atender simultáneamente a 25 personas.

En este operativo especial se montó sobre las 20:00 y permanece activo desde las 22:00 y durante más de doce horas. Cuenta con personal sanitario, agentes de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Junta y de la Guardia Civil, miembros del Servicio de Emergencias 112 y del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), bomberos y voluntarios de Cruz Roja.

Un total de 52 miembros de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 trabajan en el hospital de campaña, que se levantó junto al Paseo Marismeño, a 200 metros del santuario. Cuatro equipos de intervención inmediata (formados por médicos y enfermeros), dos UVI móviles, cuatro equipos de quads, un equipo de ermita y un puesto médico avanzado -con cuatro ambulancias de traslado-, están disponibles para atender las incidencias sanitarias. Voluntarios de Cruz Roja trasladarán en camilla desde el entorno del santuario a las personas que necesiten ser asistidas. Este despliegue, del que forman parte también las unidades móviles del 061 que siguen toda la procesión, está activo hasta que se recupere la normalidad en las inmediaciones de la ermita.

El GREA instaló un puesto complementario al que se desplegará el 061 por si fuera necesaria su utilización durante la procesión.

El recinto se acotó a partir de las 18:00 horas para llevarse a cabo tareas de fumigación y de limpieza previas a la instalación del dispositivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios