Dos mil escolares de Almonte depositan flores ante el monumento a la Virgen

  • Huelva y Emigrantes eliminarán la calle Marina de su trayecto por la capital, sustituyéndola por Gravina en su andadura hacia la Comandancia · El nuevo Simpecado de la Matriz desfila por Almonte por primera vez

Comentarios 18

Arranca la semana rociera que desembocará en el lunes de Pentecostés con la procesión de la Blanca Paloma por las calles de la aldea de El Rocío y las hermandades rociera y los devotos ultiman ya los preparativos para la romería.

En la Hermandad Matriz de Almonte, el nuevo Simpecado salía anoche por primera vez a la calle después de presidir la función principal de la novena oficiada por el obispo de Huelva, José Vilaplana. Hoy, a partir de las 10.30 horas, más de 2.000 escolares de la localidad participarán en una ofrenda floral al monumento a la Blanca Paloma, que se erige en la Plaza Virgen del Rocío, un acto que estará amenizada por el grupo de tamborileros de la Matriz, según indicó a este diario el vicepresidente de la hermandad almonteña, Juan Ignacio Reales.

Mañana, el hermano mayor de la Hermandad Matriz, Pedro Roldán, vivirá una jornada inolvidable en la tradicional velá. Será por la tarde cuando, tras el rezo de la salve al Simpecado en la puerta de la parroquia almonteña, "todos los rocieros compartan una copa con él en la puerta de su casa en la noche previa al comienzo del camino". Y es que el miércoles, a las 10.00 horas, comenzará la misa de romeros en El Chaparral. Hasta las 14.00 horas, los peregrinos de la Hermandad Matriz recorrerán las calles de la localidad, para emprender entonces el camino hacia la aldea. En torno a las 21.30 horas, Almonte se reencontrará con su Patrona, el momento más esperado por los rocieros locales.

El mismo día, el miércoles, la Hermandad de Emigrantes partirá desde la capital hacia El Rocío con un bagaje de 2.370 peregrinos, según el vicepresidente de la filial onubense, José Carlos Garrido. Este año hay varias novedades a tener en cuenta. La primera es que, como homenaje su hermano mayor, Juan Manuel Garrido, natural del barrio de Las Colonias, Emigrantes volverá a sus orígenes para salir desde la Plaza de Los Dolores y no desde su casa hermandad como venía haciendo en los últimos años (la misa de romeros comenzará a las 8.00 horas). La segunda, "es que dos agentes de la Guardia Civil, con la que hemos estrechado más los lazos ahora, nos van a acompañar durante el camino de ida a caballo", anunció Garrido. La parada en la catedral será más extensa de lo habitual: "El obispo de Huelva, José Vilaplana, el obispo emérito, Ignacio Noguer, el director espiritual de Emigrantes, Danial Varela, y la Hermandad de los Judíos nos recibirán y entregarán al Simpecado un ramo de flores".

La última se refiere a un cambio en el trayecto durante el desfile por la capital que Emigrantes comparte con la Hermandad de Huelva. Se trata de la exclusión de la calle Marina del itinerario de las dos filiales, que este año tomarán la calle Gravina cuando pongan rumbo desde el Ayuntamiento hacia la Comandancia de Marina.

Por su parte, el hermano mayor de Huelva, Julián Pérez, se afana estos días en tener apunto "los bocadillos para los peregrinos que van de promesa" y asegura no estar nervioso "todavía". La crisis, indicó, "no se está dejando notar" este año entre los 13.000 rocieros que hacen el camino con Huelva, porque "con nosotros vienen este año tres carros más, incluso (de 41 en 2008, se ha pasado a 44 inscritos ahora)".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios