Con síntomas de recuperación

La crisis se nota pero mucho menos de lo esperado. De hecho, hasta hay quien ve síntomas de recuperación tras un 2010 con peor incidencia. Y es que en los alquileres de casas en la aldea de El Rocío, pocos son los que se quedan sin hacer negocio. Puede que los clientes tengan que pagar más, entre reuniones menos numerosas, pero tener casa durante la romería sigue siendo una prioridad irrenunciable para muchos rocieros.

La conclusión que sacan los profesionales del sector inmobiliario es que muchos de los que van de romería a El Rocío lo hacen con todas las consecuencias. Pero sí es verdad que la coyuntura económica actual ha ralentizado el proceso y ha multiplicado los regateos en las negociaciones que antes se hacían sin contemplaciones.

"Algo en lo que sí se ha notado la crisis es en que el cliente busca ahora más. Ve varias casas, tarda en decidirse porque espera encontrar casas más baratas pero al final acaban alquilando", apunta Jesús Hernández, de la Inmobiliaria Los Ansares en la aldea.

Para él, "este año es mejor que el pasado". No tiene duda. Sólo hay detalles que no han impedido hacer negocio. "La gente llora y dice que está en crisis mientras busca casa, pero luego viene a El Rocío conduciendo cochazos y buscando la mejor casa, con servicio incluido", explica.

También descarta la crisis en la romería Jesús María Martínez, gerente de Inmobiliaria Medimar Doñana. En su caso dice, incluso, que no sólo ha superado las previsiones sino que ha mejorado los registros de otros años "buenos".

"Llevamos alquilado más del doble que el año pasado y seguimos", comentaba la semana pasada. "No nos esperábamos esto", asegura.

Martínez cree que "al Rocío viene todo el mundo". "Dinero siempre hay para la romería", dice, aunque, eso sí, admite que "la gente ha estado esperando a encontrar precios más baratos". La media la sitúa entre los 5.000 y los 6.000 euros, si bien cree que "las buenas, las que dan garantías, están entre 7.000 y 8.000 euros". En su caso ha alquilado hasta por 15.000 euros este año, en el que también destaca que tiene clientes en lista de espera, demandando "casas buenas", algo que, asegura, no le ocurría "desde hace dos años". "El año pasado -añade- se notó más la crisis. Hubo una bajada mayor de los alquileres pero por lo visto este año parece que la crisis ha pasado. Nos esperábamos unas cifras parecidas a las del año pasado o menos y hemos subido un 120%".

Distinta opinión tiene otro empresario almonteño con inmobiliaria en El Rocío. Prefiere quedar en el anonimato mientras reconoce que la crisis la lleva notando "de forma escalonada" estos últimos tres años, "en torno al 10 ó 15% menos cada año respecto al anterior".

A su juicio son muchos los rocieros que harán este año el camino y no se quedarán en la aldea. Y apunta a la reducción de los grupos de amigos que suelen alquilar las casas cada romería.

"Las reuniones ya no son las que eran. Se han reducido en un 40% y ahora los que alquilan se ven obligados a pagar más a pesar de que el precio de las casa ha bajado".

Este empresario tiene claro que "va al Rocío el que puede", y cuenta cómo los que sí alquilan no renuncian a buenas casas a pesar de las circunstancias. "Venir al Rocío no cuesta dinero, pero estar en una casa sí", concluye.

Jesús Hernández tiene buenas perspectivas. Ahora, al margen de la romería, también ha notado un aumento de los alquileres "para todo el año y para el verano". "La crisis sí se ha notado entre chavales que trabajaban y se juntaban entre amigos para alquilar. Pero las casas tienen salida y las que se quedan vacías es porque son antiguas y no están en condiciones". Jesús María Martínez coincide en la apreciación mientras confía en que el año que viene "sea mejor que éste".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios