Drama en Khoshab tras el terremoto

l Una superviviente del terremoto ocurrido el pasado 29 de octubre prepara el almuerzo para sus hijos en el exterior de un improvisado campamento de damnificados en la localidad de Khoshab, en la provincia de Balochistán, Paquistán, ayer, martes 4 de noviembre. Unas trescientas personas han muerto y 20.000 se han quedado sin hogar después del seísmo, de 6,4 grados de magnitud en la escala abierta de Richter. Las líneas telefónicas quedaron destrozadas a causa del fuerte seísmo y además las necesidades de víveres y otros productos se hacen imprescindibles para la población mientras se espera la llegada de más ayuda humanitaria a la zona. Además de este asunto, ayer se produjeron protestas de buena parte de la población paquistaní por la subida de la inflación y los ataques aéreos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios