Emotivo adiós a los soldados fallecidos

El día de ayer estuvo marcado por la tristeza en la Base General Morillo de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable, en Figueirido, donde fueron despedidos en un emotivo funeral el cabo Rubén Alonso Ríos y el brigada Juan Andrés Suárez García, fallecidos en el ataque suicida del pasado domingo en Herat, Afganistán. Tras la homilía y el homenaje a los que dieron su vida por España, el príncipe Felipe, con el uniforme de comandante del Ejército de Tierra, impuso sobre los féretros la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, la que se impone a los caídos por ataques en misiones militares. Entre otras autoridades, estuvo presente la ministra de Defensa, Carme Chacón, visiblemente emocionada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios