Final feliz ante la Virgen de la Amargura

l Y todo concluyó en San Juan de la Palma, ante una Virgen de la Amargura expuesta en besamanos de forma absolutamente extraordinaria. La ciudad ha vivido este fin de semana todo un hito con la beatificación de Madre María de la Purísima, una de las sucesoras de Santa Ángela de la Cruz. En la mañana de ayer se ofició la misa de acción de gracias en la Catedral, presidida por el arzobispo Asenjo, y la posterior procesión con la imagen de la nueva beata hasta el templo de la calle Feria, donde las religiosas de la Cruz rindieron el culto más íntimo a la Dolorosa de San Juan de la Palma, cuya cofradía está estrechamente vinculada con la congregación, prueba de lo cual es que la Madre General tomó simbólicamente la vara del hermano mayor en el interior del templo. Las hermanas de la Cruz retoman hoy su vida cotidiana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios