El Papa reza ante el Muro de las Lamentaciones

l Benedicto XVI visitó ayer en Jerusalén los santos lugares judíos y musulmanes, además de celebrar una misa en el Valle de Josafat. El Papa llegó a territorio israelí en mitad de las críticas de algunos sectores por su apoyo a un obispo negacionista de las matanzas de la Shoah, en la Segunda Guerra Mundial. La polémica continuó ayer, ya que una parte de la opinión pública hebrea considera insuficiente la condena del Holocausto que hizo el Papa el lunes. Sin embargo, esta circunstancia no afectó a la agenda del Pontífice, que pudo rezar ante el Muro de las Lamentaciones, visitar la Explanada de las Mezquitas y reunirse con los cristianos en las faldas del Monte de los Olivos. Benedicto XVI pidió un esfuerzo conjunto en favor de la paz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios