Pasillo para el Barça y derrota intrascendente

lEl Barcelona, que se aseguró el título de Liga el sábado con la derrota del Real Madrid en Villarreal, recibió ayer los honores de campeón en Palma de Mallorca, donde jugó pensando en la final de la Champions en Roma y donde Pep Guardiola alineó a varios suplentes y a futbolistas del filial. El equipo azulgrana, al que el Mallorca le hizo el pasillo como corresponde a su condición de campeón, acabó sucumbiendo por 2-1 ante el equipo de Gregorio Manzano a pesar de que se adelantó con un gol de Eto'o, que desperdiciaría al final la ocasión de empatar al fallar un penalti. Arango y Cleber Santana firmaron los tantos de los baleares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios