Un avión turco aterriza en un campo

l Entre el milagro y la catástrofe. Nueve personas murieron y más de cincuenta resultaron heridas, la mitad de ellas graves, al estrellarse un Boeing 737 de la compañía Turkish Airlines durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto holandés de Schiphol. El aparato, que había despegado de Estambul con 135 personas a bordo (128 pasajeros y 7 tripulantes), cayó en un campo agrícola en las inmediaciones del aeropuerto de Amsterdam poco antes de tomar tierra y se partió en tres partes, aunque no se incendió porque al estar a punto de aterrizar llevaba poco combustible. El accidente se produjo a las 9:30 GMT, mientras la aeronave se aproximaba a la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional, que permaneció cerrado durante un tiempo y se reabrió al tráfico aéreo poco después de forma limitada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios