Purificación Torreblanca

"Somos una herramienta útil más que una élite fría y distante"

  • Esta ingeniera de Caminos, Canales y Puertos asegura que su colectivo no resulta una amenaza al medio ambiente. "Si lo alteramos es en beneficio de la sociedad", asevera.

Comentarios 18

La coquetería del terraplén: Sus compañeros del CICCP (Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos) la eligieron en diciembre ingeniero del año. Purificación Torreblanca (Granada, 1970) es madre de tres hijos: María, 12 años, y los mellizos Diego y Ana, nueve. Hija de granadinos de Diezma, en el Puerto de la Mora. Simultanea terraplenes, túneles, despachos alfombrados y la coquetería. Sus dos pasiones son su familia y su trabajo. Delegada de zona en Acciona Infraestructuras, antes Cubiertas y Tejados y MZOV (Ferrocarril Madrid-Zamora-Orense-Vigo).

-¿Siempre quiso ser ingeniera de caminos?

-En mi adolescencia quería ser astrofísica.

-¿Conoce el embalse del Porma donde Juan Benet terminó de escribir Volverás a Región?

-Sí lo conozco. Durante seis años estuve trabajando en Castilla y León. Viví en el Bierzo, en Ponferrada, en ese periodo nacieron mis tres hijos. Benet es una referencia muy importante. Tenemos hasta un Nobel de Literatura, José Echegaray, que era ingeniero de caminos, canales y puertos.

-¿Caminos, canales o puertos?

-Mi proyecto de fin de carrera fue una presa en el río Verde, cerca de Almuñécar.

-Lo de los canales le remite a uno a Venecia...

-Nuestra obra estrella en Acciona es el Cajón Adriatic, una obra que hicimos en Algeciras para los americanos, para Esso Mobil. Un cajón enorme de hormigón de 300 metros para almacén de gas licuado que fue flotando hasta Venecia.

-Acciona Infraestructuras. La palabra era esencial en los manuales clásicos del marxismo.

-El uso que le daba Marx y el que le da Acciona son distintos. Lo que les une es que se trata de la base, en el lenguaje ingenieril lo que está debajo de una rasante.

-Terminó la carrera en 1994. ¿Vivió la crisis que siguió al 92?

-Acabé en septiembre de 1994 y el 11 de octubre ya estaba trabajando, en un puente sobre el río Nacimiento en un pueblo de la Alpujarra almeriense, Alboloduy. En esa época estaban cerrando oficinas y despidiendo personal.

-¿Y la crisis actual?

-Esta crisis nos va a hacer mejores sin cabe, no sólo a los ingenieros. Nos va a enseñar a buscar nuevos mercados y oportunidades, a ser más competitivos.

-¿Cuándo volvió a Andalucía?

-En 2003 vuelvo a Granada, como la canción, a hacer uno de los accesos a Motril. Y desde agosto de 2006 soy delegada de zona de Acciona en Andalucía.

-Preside la comisión de Medio Ambiente del Colegio de Ingenieros de Caminos... ¿No se contradice con un oficio que consiste en abrir, cortar, perforar?

-No constituimos una amenaza para el medio ambiente. Si lo alteramos es en beneficio de la sociedad. Somos ecólogos de guardia. Sin caminos, canales o puertos, no hay cultura ni desarrollo. Por ellos avanzan los inventos, se traslada el comercio, mejora la sociedad. Evitamos inundaciones, depuramos el agua, regeneramos playas. Más daño puede hacer una agricultura mal planificada que una autovía.

-¿Daños inevitables?

-Se procura que sean mínimos. En el Bierzo hicimos el tramo Villafranca del Bierzo-Ambasmestas sobre los ríos Burbia y Valcarce, dos ríos muy trucheros, al Burbia iba con frecuencia Fraga a pescar. Para no dañar los ríos, le hicimos más daño a la montaña.

-¿El norte o el sur?

-Donde está el trabajo. Estaría encantada con el norte si lloviera con más luz. Como buena granadina esquío desde pequeña.

-¿Aprendió en la Alhambra ingeniería con los árabes?

-Esa cultura del agua viene más de los romanos. En Granada somos más europeos que árabes.

-¿Qué proyectos tiene Acciona para Andalucía?

-El nuevo parador de Cádiz. Muelles para Algeciras, Rota y Huelva, una estación termosolar de 50 megavatios para Morón, la ampliación del palacio de Congresos de Sevilla, la variante de Roquetas, la nueva pista del aeropuerto de Málaga, una terminal de autobuses de Córdoba. Estamos regenerando la playa en la desembocadura del Guadalquivir.

-¿El cambio de Gobierno afecta a las obras?

-Marca las pautas de la política de aguas, de la política ferroviaria.

-¿Ha trabajado en trenes?

-Estamos haciendo el tranvía de Granada.

-¿Dónde está el futuro?

-En países emergentes necesitados de infraestructura. No debemos tenerle miedo a los ingenieros alemanes ni a los americanos.

-¿De quién son los ríos?

-Puedo hacer pupa política. Soy defensora acérrima de la unidad de cuenca fluvial. La Comisión de Medio Ambiente del Colegio hizo un informe sobre una gestión sostenible y eficiente del agua.

-¿Existe el cliché del ingeniero?

-Existe una imagen distorsionada. Yo siempre estoy entre abcisas y ordenadas, pero me encanta la tercera dimensión. A los ingenieros se nos tiene que ver más como una herramienta útil para la sociedad que como una élite fría y distante.

-¿No son ingenieros de cuchillos?

-He visto ese libro de Joao Cabral de Melo Neto. Me gusta cuando dice del ingeniero que crea algo a partir de la nada de un papel en blanco.

-¿Última película?

-Todas infantiles. La de Tintín.

más noticias de ENTREVISTAS Ir a la sección Entrevistas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios