ROSA DÍEZ. FUNDADORA DE UPYD

"Nuestras ideas han cambiado el paradigma político en España"

-Está presentando en toda España Los aventureros cuerdos, un libro sobre la historia detrás de la fundación de UPyD.

-He tratado de contar nuestra historia y la historia de lo que ha ocurrido en España a lo lago de estos ocho años a través de nuestra perspectiva. Ya va por la segunda edición y estoy muy satisfecha por la buena acogida que está teniendo. Me pareció un ejercicio de pedagogía democrática muy interesante, y también muy necesario por la extraordinaria facilidad con la que se olvidan las cosas en este país.

-¿Es posible que se hayan olvidado todas las cosas que ha hecho UPyD precisamente por esa corta memoria política que tenemos en España?

-Lo que está claro es que parece haberse olvidado que hace ocho años fuimos los primeros en plantear la eliminación de los aforamientos y la reforma de la Ley Electoral. También fuimos pioneros en la lucha contra la corrupción y en exigir transparencia a los partidos. Las ideas de UPyD han cambiado el paradigma político en España y ahora se ve como algo básico lo que dijimos hace ocho años y nadie compartía.

-¿Por qué cree que UPyD nunca tuvo éxito en unas elecciones?

-Es difícil de decir, pero creo que podemos enorgullecernos de nuestra labor en estos ocho años, y nadie nos puede acusar de corrupción o de malas prácticas, ni de proponer nada que fuera negativo para los ciudadanos, como hicieron otros partidos. Los candidatos de UPyD fueron intachables en este sentido, y al final eso es lo importante, más allá de descalificaciones personales hacia mi persona o los demás. Las decisiones las toman los ciudadanos, que tienen la capacidad para acertar y para equivocarse. Se ha votado a partidos que prometía hacer lo que ya hicimos nosotros, pero no nos han votado a nosotros.

-Hay quien mantiene que UPyD cometió un error al dar batalla a la corrupción en los tribunales gastando el dinero para la campaña, porque no es lo que suele hacer un partido...

-Fuimos a los tribunales en el caso Bankia y los ERE porque el fiscal no lo hacía. Los partidos son instrumentos políticos para el interés general, nosotros recibíamos dinero de los impuestos de los españoles, y sentíamos la obligación de defenderlos ante los corruptos. Para ilustrar el problema de la corrupción en España es suficiente recordar que no estaba tipificada como delito a nivel de partidos antes de que llegáramos nosotros a las instituciones. UPyD ha demostrado desde su nacimiento que se podía hacer política de otra manera, e hicimos lo que había que hacer aunque electoralmente no obtuvimos una recompensa por ello.

-Precisamente por eso, ¿cambiaría algo de lo que hizo UPyD en ese tiempo?

-A la vista de los resultados, hay quien dice que cometimos un error dedicando gran parte de nuestro esfuerzo económico y político a luchar contra la corrupción, pero lo volvería a hacer mañana, incluso si no nos votaran las personas que habían recuperado su dinero gracias a nuestra labor. Hicimos algo que no había hecho nadie, nos enfrentamos con la gente más poderosa de España, y nos convertimos en un partido muy molesto para el establishment. Alguien que es libre e incorruptible y que no recibe dinero de los bancos es un peligro para los corruptos y los poderosos.

-Le dicen que UPyD abrió el camino del cambio en España, pero que "llegó antes de tiempo"...

-Yo diría que quizá llegamos incluso tarde: creo que España llevaba mucho tiempo necesitando un cambio. Me decían "habéis abierto las puertas del cambio y os han arrollado". Pero en la vida pocas veces triunfan a la vez las personas y sus ideas: es la historia de la humanidad. A veces para cambiar las cosas hay que estar dispuesto a no triunfar a corto plazo, y lo cierto es que el coraje no siempre tiene recompensa. Aunque suene mal decirlo, lo cierto es que España no es país para patriotas. Pero no patriotas de llevar la bandera, sino patriotas de verdad, en el sentido de defensa del interés general: aquí se piensa en política siempre en corto plazo. Ocho años después, creo que UPyD puede tener la cabeza bien alta, porque defendió el interés general siempre.

-En su libro relata que uno de sus motivos para estar satisfecha con el trabajo realizado es que los votantes de UPyD, en general, se sienten orgullosos de haberlo sido.

-Hay mucha gente que me dice por la calle que nos votaron en 2008 y 2012 pero no en 2015. Cuando les pregunto por qué, me responden que era porque según las encuestas no íbamos a salir, no porque les decepcionara nada de lo que hicimos. El que la gente no tenga que disimular a quién votó es algo menos común de lo que se cree.

-¿Qué pasa con las encuestas?

-Los ciudadanos aún no tenemos conciencia de que somos los jefes, y que elegimos a los políticos a través de las urnas, no las encuestas, porque la política no es la demoscopia. Si nos hubieran votado todos los que no lo hicieron porque no salíamos en las encuestas, nuestros resultados habrían sido muy distintos. Y el problema es que en los sondeos ni siquiera incluían a UPyD y nuestro candidato, Andrés Herzog, por lo que muchos ciudadanos denunciaron que no podían expresar su intención de votarnos a nosotros.

-¿Volverá usted a la política?

-La verdad es que la política para mí no es una opción, yo la entiendo como mi responsabilidad ciudadana, y en ese sentido no la abandonaré nunca. Pero volver a primera línea política no es algo que se encuentre entre mis planes. Todo buen reservista se entrena y se me mantiene en forma por si acaso, pero espera no ser llamado nunca a filas para combatir [risas].

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios