Inés Fernández-Ordóñez académica de la RAE

"El plurilingüismo es una riqueza de España, seamos tolerantes"

  • Esta Catedrática de Lengua Española es la última mujer, y también la más joven, que ha ingresado en la Real Academia Española, donde sólo hay cinco entre 46 académicos.

Comentarios 35

-En febrero ingresó en la Academia. ¿Cómo lo lleva?  

-Lo llevo estupendamente. Ha significado mucho. Soy la primera mujer filóloga que ingresa en la Real Academia Española. Es un honor para mí y también una gran responsabilidad.

-¿Debería haber más mujeres académicas?

-El porcentaje actual de la RAE está en torno al 11%. No es alto, pero no difiere mucho de otras instituciones. En la comunidad universitaria, entre los rectores, por ejemplo, hay  menos. La Academia está en vías de normalización en esto. Ahora somos cinco mujeres. 

-Usted ha sido la última y la más joven…

-Yo he sido la última en ingresar, aunque la última en ser nombrada fue Soledad Puértolas. Pero ella ingresó antes que yo. Tardó menos en preparar su discurso.  

-¿Es partidaria de los cupos femeninos?

-No necesariamente. No por obligación. Hasta puede ser contraproducente.

-¿Cree que son perjudiciales para las mujeres?

-Lo que quiero decir es que estoy a favor de las políticas de igualdad de oportunidades. Creo que los tribunales de contratación es bueno que estén formados por hombres y mujeres, que valoren igual, pero eso no significa que los puestos se ocupen al 50%. No obstante, en los países nórdicos hay una tradición de aplicar los cupos y han conseguido que la mujer tenga mayor acceso a puestos de responsabilidad.

-Su discurso de ingreso en la Real Academia fue muy elogiado. 

-Lo que pretendí es relativizar la impronta del origen castellano en el español. Se piensa que el español tiene como base el castellano y no es exactamente así.

-Pues incluso se denomina castellano al español…

-En el Atlas Lingüístico de la Península Ibérica se puede ver que nuestra lengua no tiene un origen castellano para todos sus rasgos. A veces el origen está en otras zonas, como Aragón, el antiguo reino de León, Navarra, Cataluña… Incluso hay rasgos de Portugal, y de otros lugares de Europa.   

-¿El catalán, el gallego y el euskera influyen en la lengua española?

-Claro que sí. Estamos en una península donde conviven diversas lenguas, incluso el portugués. Se influyen mutuamente. El español lo hace en el catalán y el gallego, y a la inversa. Por lo general, sólo se acepta cuando hay préstamos de palabras, pero no se tiene en cuenta que la influencia existe.

-¿La convivencia lingüística en las autonomías sólo es un problema político?

-No lo sé. Los políticos a veces exacerban los problemas, pero es porque hay un público que atiende a eso, en un extremo y en otro. El plurilingüismo es una riqueza que tiene España. Se debe ver con tolerancia. 

-¿El español está marginado en Cataluña?

-Como lengua de la calle es una afirmación incorrecta. Si vas a Cataluña puedes hablar español. Cada uno habla lo que quiere, no hay problemas para comunicarse.

-En la enseñanza y otras actividades sí hay quejas…

-Las dificultades están en la cultura escrita, donde no hay tanta convivencia. También parece que algunos padres tienen problemas para la educación de sus hijos. Pero, como decía, en la lengua oral de la calle hay normalidad. 

-¿Andalucía aporta a la lengua española? 

-Los rasgos lingüísticos del español moderno y del antiguo son los que han triunfado. Algunos se fraguaron en el centro y el sur peninsular. Claro que Andalucía aporta... Hay rasgos que son de origen meridional.

-Se suele destacar su influencia en América.

-Aporta como punto de partida del español en América. Muchos rasgos son andaluces. La variedad más hablada del español, la de América, tiene más conexión con Andalucía.

-Es una experta en dialectología rural… 

-Me intereso sobre todo por las diferencias en el habla rural.

-¿Hay características propias en el español rural?

-Depende de las zonas. Como se trata de una variante propia de personas mayores, que en su mayoría no estudiaron, se encuentra en vías de extinción.

-¿Se perderá la forma de hablar de algunos pueblos?

-Se pierde una forma de vida. No hay que ser apocalípticos. La vida en los pueblos es cada vez más parecida a las ciudades. Hay una desaparición del mundo rural, que también se asociaba con la miseria. Había unos dialectos asociados y es una lástima que se pierdan. Sin embargo, no hay que adoptar posiciones conservacionistas.

Los dialectos surgen con independencia de la forma de vida.

-¿Le ha beneficiado pertenecer a una familia conocida, como son los Fernández-Ordóñez?

-Yo no lo creo. La familia de mi padre es muy trabajadora. Eran 10 hermanos. En España es conocido sobre todo Francisco Fernández-Ordóñez y también mi tío Miguel Ángel tiene mucha proyección. Es cierto que somos una familia intelectualmente muy activa y comprometida.

-¿Cómo recuerda a Francisco Fernández-Ordóñez?

-Lo recuerdo como una persona coherente. Era un socialdemócrata que se integró en UCD y después se fue. Ayudó a modernizar España, con leyes como la del divorcio y la del IRPF. También actuó con coherencia cuando creía que España debía entrar en la OTAN. Fue una persona muy trabajadora, que ayudó a consolidar la democracia.

-¿Se considera miembro o miembra de la Academia?

-Me considero miembro. No me ofendería si me llamaran miembra, pero de momento soy miembro. 

-¿Habrá miembras?

-Los femeninos analógicos siempre han existido. Aunque ahora se dice infanta, antes era infante. Se consolidó. Eso no significa que se haga por obligación y que la paciente sea pacienta. Lo mismo pasa con miembra. Si cuaja y se generaliza podría valer. Lo que no me parece bien es que se haga por imposición política.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios