Otra revolución francesa por las pensiones

Los trabajadores franceses están en pie de guerra a causa de la decisión del Gobierno de Sarkozy de incrementar la edad de jubilación de los 60 a los 62 años para poder hacer frente así al envejecimiento de la población y al pago de las pensiones. La decisión ha desatado una oleada de protestas de enorme calado en el país vecino, que vivió ayer una jornada de movilización masiva -así lo reconoció el propio Ejecutivo galo-, que tuvo su acto central en la manifestación que congregó a más de 250.000 personas por las calles de París. A los cánticos contra el equipo de Sarkozy se unieron algunos ciudadanos que, ataviados al estilo de la Revolución que acabó con la monarquía francesa, recordaban lo que les ocurrió a los gobernantes en el convulso final del siglo XVIII. Mientras, en el Parlamento francés, el ministro de Trabajo justificaba la medida con frases del presidente español Rodríguez Zapatero. Lo nunca visto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios