Aguirre asegura que el caso está generando "mucho descontento" en el electorado del PP

  • El lehendakari pide a los populares que defiendan el Estado de derecho en vez de cuestionarlo

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, insistió ayer en que ella nunca hubiera tomado la decisión de conceder la libertad condicional al etarra Josu Uribetxebarria Bolinaga y avisó de que este caso está generando "mucho descontento" entre el electorado del Partido Popular.

Así lo advirtió durante una rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid, al ser preguntada sobre si este caso pasará factura al partido en las próximas elecciones. "No lo puedo decir, pero sí que hay mucho descontento entre el electorado del PP por este tema. Pero mucho", subrayó.

También quiso restar importancia al debate interno suscitado en el seno del PP. En este sentido, explicó que en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP del lunes, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dio explicaciones "exhaustivas", durante "casi 47 minutos", sobre los pasos que ha dado el Gobierno en este caso. Tanto ella misma como Jaime Mayor Oreja, continuó explicando Aguirre, intervinieron para expresar sus discrepancias, "dentro de la más absoluta cortesía democrática y versallesca".

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, manifestó por su parte, en una entrevista en Canal Sur, que el Partido Popular, tanto "manoseó y utilizó de forma partidista la política antiterrorista", que ahora parece que se le "ha vuelto en contra internamente".

El lehendakari Patxi López lamentó "profundamente" por su parte que haya "una bronca" en el PP por la situación del carcelero de Ortega Lara. "Tenemos que defender el Estado de derecho y no ponerlo en cuestión permanentemente", afirmó en declaraciones a RNE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios