Arenas: "¡Qué envidia ganar a la primera!"

  • Arenas y Feijóo coinciden en que hay que premiar a las comunidades que saben gastar

Comentarios 1

El presidente del PP-A, Javier Arenas, hizo las veces de anfitrión del presidente de la Xunta en el Foro Joly y en una breve presentación desde la tribuna de oradores confesó su admiración hacia la figura de Feijóo. Y alguna otra cosa: "¡Qué envidia ganar las elecciones la primera vez que te presentas!". Con tres derrotas a cuestas ante Chaves en las autonómicas andaluzas, el comentario resultó tan sincero como pertinente. Y en cuanto se subió al atril, el dirigente gallego -nobleza obliga- devolvió las flores a su correligionario sevillano y le quitó hierro a sus fracasos: "Debo reconocer -apuntó Feijóo- que si me hubiera presentado a la Junta de Andalucía también habría perdido, pero dentro de un año también creo que ganaría".

Lo más curioso de esta tierna secuencia es que la dura singladura de Arenas en busca del poder nunca la hubiera podido protagonizar Feijóo, puesto que en vísperas de las elecciones gallegas de 2009 lanzó un órdago en toda regla al asegurar que caso de no alcanzar la mayoría absoluta, dimitiría. No hubo lugar. Y aquí paz y después... ¿gloria? Parece que sí, pues, según Arenas, el líder gallego ya se ha convertido en "uno de los grandes referentes del Partido Popular". No le falta razón, más aún con la caída en desgracia del presidente valenciano, Francisco Camps, a raíz de sus trajines en el caso Gürtel.

Arenas aseguró que Feijóo es "muy certero en sus análisis y capaz de resumir en dos frases las situaciones complejas", y puso como ejemplo, se supone, los roces entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. "A ver cuándo terminamos con el derbi madrileño", dijo que dijo Feijóo, quien "algún disgusto se llevó con tanta perspicacia", apuntó crípticamente Arenas.

El presidente de la Xunta y el líder del PP andaluz habían sacado brillo a su armonía horas antes, durante una visita a la Casa de Galicia en Sevilla, donde ambos coincidieron en que el Estado no puede tratar por igual a todos los ayuntamientos y a todas las comunidades obviando su cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Galicia registró en 2009 un 1% de déficit del PIB, cuando la media del resto de comunidades fue del 2,2%.

Ayer, en el Foro Joly, alguien le planteó a Feijóo si habría que devolver competencias al Estado. Para nada. "Descentralizar no es malgastar, un modelo es bueno o malo según se gestione, el problema es el liderazgo del modelo". "Y si a una comunidad le dices que puede tener el Estatuto que quiera, mal empezamos". Lo decía por la promesa que Zapatero le hizo a Maragall y se llevó la ovación de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios