Blanco acusa a Rajoy de "arropar a los delincuentes"

  • El número dos del PSOE exige a su rival que muestre "menos dureza con los jueces y policías, y más contundencia para investigar el polvorín de escándalos" del PP

Comentarios 1

La campaña gallega volvió un día más a hacerse eco de las acusaciones de corrupción. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, insistió nuevamente con este asunto y reclamó al líder del PP, Mariano Rajoy, que actúe con "menos dureza con los jueces y más contundencia" para investigar el "polvorín de escándalos en el que se ha convertido" su propio partido.

En un acto electoral en Nigrán (Pontevedra), Blanco culpó a Rajoy de no estar al lado de la Justicia y le acusó de "arropar a los delincuentes que anidan en las filas del PP". Lo hizo un día después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asegurara que no toleraría "la intimidación a jueces, policías y fiscales" en la lucha contra la corrupción, tras los ataques del PP al juez Baltasar Garzón, que investiga una supuesta trama de corrupción que, según algunas informaciones, afectarían a aforados del PP.

Así las cosas, el número dos del PSOE arremetió contra Rajoy y le reprochó "no haber dado la cara" mientras se dedicaba a "cuestionar" el Estado de Derecho. "No puede ser que cuando un juez -en referencia a Garzón- destapa un mangoneo, la culpa sea del juez", criticó. En este sentido, Blanco aconsejó a Rajoy que "tome medidas para afrontar los problemas internos del PP" porque, de lo contrario, a esta formación "le va a pasar como al Prestige, se va a hundir".

El vicesecretario general de los socialistas auguró que "el PP lo tiene muy mal", y destacó el poco peso político de Rajoy en el PP. "Rajoy manda tan poco en el PP que ya sólo manda en Feijóo", en alusión al candidato del PP a la Xunta.

Las intervenciones de los tres candidatos a la Xunta aparcaron esta cuestión, que han importado a la campaña gallega líderes nacionales como Blanco, e hicieron sus intervenciones en clave gallega. El candidato del PP llamó al voto al proclamar que "hay que seguir trabajando, que no se puede dar nada por hecho". En una comida-mitin con simpatizantes en Redondela (Pontevedra), Alberto Núñez Feijóo pidió a la "flota del cerco" que le ayude a "seguir navegando" para que el PPdeG consiga la mayoría absoluta y "reponga" a Galicia de la "tormenta" económica por la que está atravesando. De esta forma, aclaró, "se devolverá la modernización" que el partido había iniciado hace cuatro años.

El candidato del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, aseguró que la mayoría es "posible" para los socialistas, obviando que esa mayoría la obtendría siempre con el apoyo de los nacionalistas, y mostró su aspiración a convertirse en un mandatario "sin ataduras" y sin "pasar por el aro de la imposición lingüística". El también presidente en funciones de la Xunta aseguró que el PP está "temblando" porque "sabe que no va a gobernar". La número dos de los populares, María Dolores De Cospedal, replicó a estas palabras asegurando que el bipartito "no tienen posibilidad" de llegar al poder ni "juntos" ni "por separado".

Por último, el candidato del BNG, Anxo Quintana, apeló al espíritu del Prestige para "inundar de votos" al BNG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios