Bono insiste en reducir los plenos del Congreso

  • El presidente de la Cámara Baja logra el asentimiento de 20 diputados, pero todos los grupos rechazan su propuesta

Comentarios 3

El presidente del Congreso, José Bono, ha retomado la idea de comprimir en dos días los tres plenos semanales del Congreso con el fin de dejar el jueves despejado para las reuniones de las comisiones, una propuesta con la que empezó su mandato y que acabó desechando por quejas de grupos como el PP e IU.

Al levantar ayer la sesión plenaria, Bono explicó a los diputados que "diversos portavoces" le habían hecho llegar la sugerencia de estudiar la posibilidad de celebrar en dos días, en vez de en tres, los plenos del Congreso, aunque todos los grupos parlamentarios. incluido el socialista, lo negaron.

Bono dijo tener "la fuerza moral" de atender esa sugerencia y pidió ayer a la Cámara permiso para ensayarlo. "Muchas gracias por esa unanimidad en el asentimiento", zanjó, ante una escasa veintena de diputados presentes en el hemiciclo.

La idea de comprimir las sesiones plenarias en dos días ya fue manejada por el presidente del Congreso al inicio de su mandato, en junio de 2008. Entonces ya logró adelantar al miércoles por la mañana las sesiones de control al Gobierno en el Congreso, que antes eran por la tarde; en consecuencia, y de acuerdo con el presidente del Senado, Javier Rojo, las sesiones de control en la Cámara Alta se adelantaron al martes por la tarde.

Hasta ahora, el Congreso reserva los jueves para el debate en Pleno de los proyectos de ley que remite el Gobierno, que son aprobados por las comisiones o que regresan del Senado para su aprobación definitiva. La intención del presidente del Congreso es que estos debates pasen a producirse los miércoles por la tarde, liberando así los jueves para que se reúnan las comisiones.

El PP negó ayer haber sido consultado por Bono para comprimir en dos días las sesiones plenarias y ha reiterado su oposición a esta idea.

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macias, explicó que su formación tampoco es partidaria de reducir los plenos de la Cámara Baja.

El grupo parlamentario del PNV también asegura que el presidente del Congreso nunca le ha consultado sobre sus intenciones.

A su juicio, no sería comprensible que el conjunto de los dos grandes partidos, que son los que cuentan con más de 150 diputados cada uno, se limitaran a acudir al Congreso los días de Pleno mientras que las minorías tengan que hacerlo a diario.

ERC e IU también mostraron ayer su rechazo a la idea del presidente del Congreso porque consideran que esa iniciativa va a ser entendida de forma negativa por parte de los ciudadanos. Joan Tardá (ERC) afirmó que el planteamiento de Bono podría dar lugar a una interpretación "perversa" sobre "la poca dedicación" de los diputados a su trabajo".

Ni siquiera la dirección del Grupo Socialista es partidaria de reducir los plenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios