El CGPJ estudia 'jubilaciones' forzosas para los jueces incapacitados

  • La mecha la ha encendido una juez de Gijón que acumulaba 148 sentencias pendientes

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer abrir una "amplia reflexión" y un estudio sobre posibles incapacidades o jubilaciones forzosas de jueces que por circunstancias médicas podrían tener mermada su capacidad, lo que les limitaría para desempeñar sus funciones. Así lo anunció en rueda de prensa la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, a raíz de la decisión del pleno de suspender de funciones durante cinco meses a la magistrada titular del juzgado número 2 de Gijón, Rosario Fernández Hevia, por retrasos reiterados en la resolución de procesos.

El 20 de junio de 2007, el Consejo acordó abrir expediente disciplinario a esta magistrada, que acumula 148 casos pendientes de sentencia. Bravo explicó que para determinar la sanción a Fernández Hevia han tenido en cuenta "las especiales circunstancias médicas que le afectan".

Todo ello, según recalcó, les ha llevado a abrir esa reflexión. "Somos conscientes de que hay determinados supuestos de personas que pueden estar afectadas con determinadas enfermedades y que sufren una merma importante en su capacidad, tanto volitiva como intelectual, y que en consecuencia les limitaría para el desempeño de sus funciones jurisdiccionales", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios