La CUP exige que el referéndum quede tramitado antes de la Diada

  • Los antisistema reprochan a sus socios que aún no hayan empezado a desarrollar la ley de la consulta

  • El PdeCat utiliza el "gran civismo" de los catalanes para presionar al Gobierno

La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, en rueda de prensa ayer en el 'Parlament'. La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, en rueda de prensa ayer en el 'Parlament'.

La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, en rueda de prensa ayer en el 'Parlament'. / Alejandro García / Efe

Comentarios 2

La CUP exigió ayer que la ley del referéndum se apruebe antes de la Diada del 11 de septiembre, fecha en que debería estar ya formalizado el "proceso jurídico y técnico-legislativo" de la consulta, ya que se debe "decretar la muerte del proceso soberanista" e iniciar la unilateralidad.

En rueda de prensa en el Parlament, la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, consideró que, después del registro de dicha ley, debería haberse dado ya el trámite de la norma por la Mesa del Parlament.

Mireia Boya aboga por que se dé a conocer "de forma inmediata" la Ley de Transitoriedad

"Creemos que en el Parlament se debería haber tenido que trabajar mucho más de lo que Junts pel Sí lo ha hecho -reprochó-, pero ahora debemos poner el foco en la desobediencia, la unilateral, la insumisión y la soberanía del Parlament".

Boya afirmó que el pleno ordinario del 6 y 7 de septiembre debe servir para aprobar la ley. "Entendemos que antes de la Diada del 11-S ha de estar formalizado todo el proceso jurídico y técnico-legislativo que ha de garantizar el buen funcionamiento del referéndum", apuntó.

A su juicio, "antes de la Diada se debe convocar ese referéndum, aprobar la ley del referéndum, formalizar la Sindicatura electoral que prevé la ley, y vamos tarde de cara a entrar a registro la Ley de Transitoriedad".

De hecho, Boya señaló que la Ley de Transitoriedad se debería dar a conocer públicamente de forma "inmediata" porque "la ciudadanía necesita que se dé a conocer inmediatamente antes de la campaña electoral, donde se debe explicar qué pasa si gana el sí'" en el referéndum.

La diputada subrayó de esta manera que "es el momento de decretar la muerte del proceso soberanista, queremos que el proceso muera de una vez por todas y empiece la vía que hemos señalado como inevitable, la de la unilateralidad, la desobediencia y la insumisión y hacer que este Parlament sea soberano ante los poderes del Estado".

"Por eso", prosiguió, "en las últimas semanas antes de la Diada queremos que el proceso muera, que todo sea absolutamente irreversible y que se explique con claridad qué pasará el 2 de octubre cuando gane el 'sí'".

Respecto a esa Ley de Transitoriedad, Boya agregó que la CUP no solo considera que se debe explicar "simbólicamente", sino que "se cierren los trámites parlamentarios para tenerla aprobada antes de empezar la campaña electoral"

Y se mostró crítica sobre el calendario que se está llevando a cabo para tramitar y aprobar la ley del referéndum, que el independentismo considera que ha de dar cobertura legal al referéndum del 1 de octubre. "No es nuestro calendario, nos gustaría hacer las cosas con normali'dad, con una tramitación ordinaria y dar opción de presentar enmiendas".

El portavoz del Partido Demócrata Europeo de Cataluña (PdeCat) en el Congreso, Carles Campuzano, afirmó ayer, por su parte, que, tras el "gran civismo" que han mostrado los catalanes con las Fuerzas de Seguridad del Estado después de los atentados en Barcelona, sería "bueno" que las instituciones españolas les "escuchasen" y "confiaran en ellos" para dejarles elegir sobre su futuro en Cataluña.

En declaraciones a la Sexta, Press, Campuzano explicó que "no es bueno mezclar" lo ocurrido en Cataluña con los proyectos políticos que tiene el Govern.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios