Casas garantiza que el TC delibera sin presiones sobre el 'Estatut'

  • La presidenta del Constitucional subraya que la agenda del Alto Tribunal está al margen de la política y que algunas informaciones le causan "tristeza y perplejidad"

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, sostiene que ni ella ni ningún magistrado está sufriendo presiones desde el Ejecutivo ni desde la esfera política en la resolución de los recursos del Estatuto de Cataluña. "Soy la presidenta del Tribunal Constitucional y no haré nunca una gestión con el Gobierno", señaló.

Durante la presentación de la Memoria de 2008 del Alto Tribunal, Casas aseguró que tanto ella como el resto de magistrados están cumpliendo su labor. "Garantizo con toda seguridad que no estamos deliberando bajo presión. Aplicar la Constitución es una tarea tan digna, importante y decisiva que a los magistrados nos ayuda de una manera muy decisiva a cumplir nuestro trabajo", apuntó.

Asimismo, recordó que la agenda de este órgano "no es una agenda política ni de la política". Casas, no obstante, reconoció que, en ocasiones, la lectura de determinadas informaciones sobre este asunto produce al Tribunal "tristeza y sorpresa porque no se corresponden con lo que en realidad sucede, y también perplejidad".

La presidenta del Alto Tribunal no quiso dar una fecha aproximada para la sentencia del Estatuto de Cataluña, que cuenta con siete impugnaciones, entre ellas las del PP y del Defensor del Pueblo, pero no descartó habilitar el mes de agosto para continuar con las deliberaciones. "No sería la primera vez que se hace. El año pasado se habilitó para resolver el Plan Ibarretxe y, por tanto, si lo tuviera que hacer no sería una medida extraordinaria", subrayó.

Aún así, no quiso confirmar las especulaciones de que se conocerá en el mes de julio. "No me muevo en el mundo de los rumores", recalcó. Asimismo, comentó que son diez los magistrados que están llevando a cabo las deliberaciones, después de que Pablo Pérez Tremps fuera recusado, a petición del PP, por firmar tres meses antes de acceder al Constitucional un contrato con la Generalitat para asesorarla en la redacción del texto estatutario.

Por otro lado, explicó que en 2008 se ha alcanzado un número récord de resoluciones en el seno del Tribunal Constitucional, y eso, pese al retraso que supone en la marcha del Alto Tribunal el trabajo de deliberación del Estatut. Así, felicitó al tribunal por las 13.353 resoluciones alcanzadas durante esos doce meses, que son, por primera vez, más resoluciones adoptadas que asuntos ingresaron durante el año, un total de 10.410. Aun así, reconoció que se dictó un menor número de autos y sentencias en 2008 que en 2007 por el notable incremento de las inadmisiones y también por el proceso de deliberaciones del Estatuto catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios