CiU aspira a una "mayoría tranquila" y el PSC busca la movilización

  • Escepticismo en ambos partidos ante los sondeos que agrandan su brecha

CiU trabaja con la convicción de que tiene al alcance de su mano gobernar la próxima legislatura en Cataluña con una "mayoría tranquila" de más de 60 diputados, mientras el PSC se afana en movilizar a su electorado para superar "un momento difícil".

Aunque los últimos sondeos agrandan la diferencia entre CiU y PSC, ya que auguran que los socialistas pueden bajar de los 37 escaños actuales hasta treinta, o incluso a 28, ni unos se confían ni los otros caen en el desánimo.

El secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, comentó ayer que la mayoría absoluta, situada en 68 diputados del total de 135 escaños del Parlament, parece "muy difícil" de alcanzar, y llamó a no "distraerse" ni relajarse por esta ventaja, puesto que la federación aspira a gobernar "sin hipotecas".

Los convergentes calculan que con al menos 62 ó 63 escaños sería relativamente sencillo encontrar apoyos parlamentarios suficientes y variables para sustentar las políticas del Govern sin sobresaltos.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, subrayó que afrontan las elecciones del 28 de noviembre con "gran optimismo" y que se toman estos pronósticos como un "estímulo" para aplicarse "a fondo" en intentar revertir la tendencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios