Cien guardias civiles desafían la amenaza de sanciones de Interior

  • Los agentes se concentran ante el Ministerio para exigir una mejora de sus condiciones laborales y se plantean acciones judiciales contra Velázquez

Comentarios 32

Representantes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y la Unión de Oficiales (UO) desafió ayer las advertencias de sanción emitidas el lunes por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, que dirige Francisco Javier Velázquez, y se concentraron en las proximidades del Ministerio del Interior en defensa de sus condiciones laborales.

El acto contó con la lectura de un manifiesto y finalizó con la entrega de una carta al ministro para transmitirle sus exigencias así como las quejas por el comportamiento de Velázquez contra el que estudian emprender acciones legales.

"Vale ya de amenazas, vamos a presentar un carta formal y haremos algunas acciones contra la actitud de Velázquez, incluso estamos barajando emprender acciones judiciales", anunció Moya.

"Hemos venido unos cien dirigentes de las dos asociaciones de toda España para reivindicar una jornada laboral digna, la actual nos impide conciliar la vida laboral con la familiar y trabajamos 22 horas más que un Policía nacional", denunció.

Ya en la lectura del manifiesto, Moya señaló al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y a Velázquez como "responsables del clima de conflicto, frustración y descontento que vive actualmente la Guardia Civil por no atenderse debidamente estas básicas y elementales cuestiones de dignidad profesional".

La convocatoria, que estaba dirigida únicamente a los representantes de ambas asociaciones y no a sus militantes, congregó a varias decenas de agentes que portaban todos la boca tapada con unas cruces rojas en señal de censura y un cartel en el que se podía leer "Soy guardia civil". Algunos de ellos iban ataviados con el clásico tricornio y la capa de la Guardia Civil.

Los presentes, situados tras una pancarta en la que se leía "Por una jornada laboral digna. No más recortes", profirieron gritos como "Rubalcaba ¿y nuestra jornada?" o "Velázquez ¿dónde está? Velázquez dimisión".

El acto sirvió como paso previo para la manifestación convocada también en Madrid para el día 18 de septiembre que culminará ante la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil y para la que los representantes anunciaron ayer una asistencia de miles de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios